El shooting brake Zeekr 001 fue el primero, pero todos los fabricantes saben que hoy en día se necesita un SUV compacto si se quiere tener éxito en el abarrotado mercado europeo de vehículos eléctricos.

Construido sobre la misma plataforma que el Smart # 1 y el próximo Volvo EX30, el Zeekr X está pensado para enfrentarse a duros rivales como el Renault Megane E-Tech, el Volkswagen ID.3 y el Kia Niro EV.

Zeekr X

Zeekr X

Zeekr X

A diferencia del Zeekr 001, el Zeekr X nunca podría ser acusado de ser un modelo rebautizado de Lynk & Co. Desarrollado en el Centro de Diseño Global de Geely en Estocolmo, la marca se jacta de estar «construida sobre una década de experiencia europea».

Se presenta en dos variantes: la versión de largo alcance tiene 268 CV y 252 lb-pie que actúan sobre las ruedas traseras, lo que le permite pasar de 0 a 100 kph en 5,6 segundos. la Privilege con tracción total tiene 422 CV y 399 lb pie, capaz de 0-100 kph en sólo 3,8 segundos. Esas especificaciones son idénticas a las que se ofrecen en el Smart # 1, aunque gracias a sus proporciones ligeramente más pequeñas, el Zeekr reduce 0.1 segundos los tiempos de 0 a 100 kph.

El rango oficial WLTP, de 430 km para el automóvil RWD y 420 km para el modelo AWD, también son muy similares a la del Smart.

Zeekr X

Zeekr X

Entonces, ¿en qué se diferencia el Zeekr del Smart?
Al entrar, el Zeekr X se diferencia estéticamente en casi todo. Trataron de reinventar un poco aquí y un poco por allá. Algunos toques son más exitosos que otros: por ejemplo la llave es un cuadrado,  los interruptores de palanca poco convencionales para las ventanas y el estéreo de Yamaha son agradables y sobre todo diferentes.

Además el Zeekr apunta a la mitad superior del mercado. El cuero vegano envuelve el tablero y la tela de los asientos, mientras que las puertas no tienen marco. De hecho, todo se siente muy sólido. Es medianamente espacioso: muy poco espacio detrás y el baúl es poco profundo.

Zeekr X

Zeekr X

Tiene un cuadro de instrumentos de 8,8 pulgadas y una pantalla táctil de infoentretenimiento de 14,6 pulgadas, con muy pocos botones físicos. Todo debe hacerse a través de la propia interfaz de Zeekr. Funciones como los ADAS están enterradas bajo un menú tras otro, y la interfaz basada en gran medida en iconos no hace que sea obvio dónde está todo. Hay al menos Apple CarPlay y Android Auto disponibles, aunque es necesario salir de ellos para poder utilizar funciones como el climatizador.

Zeekr X

Al menos existen los trucos… podrá uno gritarle a un peatón por un parlante que puede cruzar o simplemente reproduce sonidos de animales. El ajuste de funciones como los espejos y las salidas de aire, que se realiza a través de la pantalla táctil.

¿Es bueno conducir? Al igual que el Smart, el Zeekr X es potente, sensible y silencioso. El modelo básico RWD ofrece potencia más que suficiente para este tipo de automóvil, y el automóvil AWD ha tenido muy pocos ajustes en el chasis para hacer frente al empuje adicional del motor adicional. (mucha potencia para poco chasis).

Hay un solo modo de retención por lo que se verá obligado a usar el pedal de freno. La dirección es demasiado ligera y el peso que hace a gran velocidad se siente bastante artificial. 

¿Hay algo más que necesite ser modificado? Los ADAS, las advertencias son demasiado molestas y la intervención demasiado torpe.

Las concesionarias de Zeekr abrirán en Estocolmo y Ámsterdam a finales de 2023, seguidas de la mayor parte del resto de Europa Occidental a lo largo de 2024. Contarán con talleres de mantenimiento, una red de socios de carga de Zeekr Power y proveedores de wallbox, además de hasta diez años de cobertura de garantía. También se tiene acceso a la conectividad 5G.

Si bien las especificaciones pueden ser casi idénticas a las del Smart # 1, el Zeekr es unos cuantos miles de dólares más caro, con precios a partir de 44,990 euros.

Conclusiones:
Ciertos aspectos de este pequeño y elegante SUV eléctrico son bastante convincentes. El interior es realmente bastante agradable, y no se puede discutir el rendimiento que se ofrece, incluso si está en desacuerdo con el comportamiento general del automóvil. La magnitud de la ambición de Zeekr es grande…desde su lanzamiento hace apenas dos años, ya ha vendido 150.000 autos en su China natal.

Pero el pésimo ajuste de la suspensión y ese lío de funciones de asistencia para el conductor demasiado ansioso significan que  por el momento pueda no gustar a los clientes europeos que den el paso.

Zeekr X

Héctor Daniel Oudkerk