Tänak (Hyundai i20)

Este Rally de Cerdeña se va volcando poco a poco en ventaja para Hyundai y más precisamente para Ott Tänak. Codo a codo con Esapekka Lappi (Toyota) el viernes por la noche en el que estaba a 7 décimas, y todo parecía encaminarse hacia una nueva batalla reñida entre los dos hombres, pero eso sin contar con un error por parte de Esapekka Lappi. En un tramo estrecho de la SS11, el finlandés golpeó ambos lados de la carretera para terminar en la banquina de la izquierda, perdiendo toda la rueda trasera izquierda, incluida la suspensión.

Esapekka Lappi (Toyota)

Esapekka Lappi (Toyota)

Con el abandono de su principal rival una ventana de tranquilidad se le abrió a Ott Tänak, ya que estaba lejos del resto del pelotón ya que Craig Breen (Ford Puma M-Sport) se encontraba a 31″8.

Al llegar en el mediodía al Service Park, el campeón del mundo está 30″9 por delante del irlandés y 41″2 sobre Dani Sordo (Hyundai). Suficiente para empezar a pensar estratégicamente para asegurar su primera victoria de la temporada.

Ya por la tarde en la ES16 del Rally de Cerdeña los problemas se suceden para Elfyn Evans (Toyota). Ya re enganchado en la  carrera, el galés se ha visto obligado a parar su Yaris y abandonar el recorrido de la especial tras otro problema. Esta vez fue su suspensión trasera izquierda la que cedió, lo que obligó al vicecampeón del mundo a abandonar por segunda vez este fin de semana tras sus tropiezos del viernes.

En la delantera, nada parece poder detener a Ott Tänak y su Hyundai I20 Rally1. El estonio marcó un séptimo scratch en Cerdeña en la ES16.  Craig Breen (Ford Puma) descontó un segundo, el piloto de Hyundai vio caer su ventaja de 45 a 46 segundos antes de la última largada del día. Pierre-Louis Loubet (Ford Puma) superó a Dani Sordo (Hyundai) tomando el 3er lugar.

Héctor Daniel Oudkerk /