Los videos publicados por Waymo (Google), muestran que el comportamiento de los probadores de la ampresa es problemático. Desvían totalmente su atención del camino.

«Por eso estamos buscando una autonomía completa«. Este es el título de un video publicado por Waymo en YouTube el 12 de septiembre pasado. La compañía, una subsidiaria de Google para el desarrollo de la conducción autónoma, muestra el comportamiento que tuvieron varios empleados de prueba al volante de autos semiautónomos en 2013. Y fué un desastre. Estos no eran ingenieros o desarrolladores del sistema. Se les dio un automóvil con tecnología de conducción asistida para largos viajes por carretera.
Dormir, maquillarse, enviar mensajes de texto …
Las cámaras observaron su comportamiento. Tenían que permanecer vigilantes, de lo contrario el automóvil sería retirado. El experimento duró solo unas pocas semanas, ya que los «probadores» rápidamente tuvieron un exceso de confianza en este nivel de conducción autónomo 2 (que requiere poder reaccionar en cualquier momento). Entre el que se duerme, el que usa maquillaje y los que cuidan su teléfono inteligente o su computadora, Google descubrió que la naturaleza humana era un parámetro muy complejo de manejar. Es por eso que el objetivo de Waymo es «quitarle al ser humano«el automóvol trabajando en el desarrollo de un automóvil que ya no necesita un conductor.