Un aporte de dinero ruso resucita a Spyker y van a volver a producir en el 2021 Había sido fundada en 1999 y que levántó cierto revuelo gracias a sus atípicas propuestas como participar en fórmula uno o comprar a SAAB, hasta que en 2014 se declaró en bancarrota (foto Spyker C8 Preliator mostrado en 2017 y que nunca llegó a ver la luz como auto de serie con motor Koenigsesgg)

Después de un puñado de años en un silencio absoluto parece que habrá una segunda oportunidad para la compañía holandesa, ya que han conseguido captar una importante suma de capital procedente de dos importantes inversores rusos: los camaradas Boris Rotenberg y Michail Pessis«Nulla tenaci invia est via» reza el logo de Spyker…

Por un lado Rotenberg es el fundador del banco ruso SMP Bank y también fundador del equipo SMP Racing y del fabricante de autod de competición BR Engineering. Sí, lo de BR es por sus iniciales. Por otro lado su amigo Pessis ha creado de la nada varias empresas de modificación y preparación de coches como R-Company, además de producir elementos de fibra de carbono para coches de serie.

En esta nueva vida terrenal , Spyker seguirá teniendo como CEO a Victor Muller, cofundador de la marca.  La fabricación de los coches de Spyker se centralizará en Alemania. A partir de 2021 deberían retomar la fabricación del sugerente Spyker C8 Preliator mostrado en 2017 y que nunca llegó a ver la luz como auto de serie. (foto Spyker C8 Laviolette)

Además también van a retomar otros proyectos ya conocidos como el SUV D12 Peking-to-Paris.

Los planes de Spyker también incluyen la posibilidad de retomar los planes de competición de la mano de SMP Racing, con participación en el Campeonato del Mundo de Resistencia en la categoría LMP2. 

La ambición siempre ha caracterizado a Spyker, con su intento de llegar a la Fórmula 1 en 2007 con un equipo que fué luego vendido a Force India por falta de recursos y ahora es Racing Point y que será Aston Martin…

Hay que recordar también que Spyker compró en 2010 a Saab. Un año después Saab cayó en bancarrota y arrastró a Spyker por el mismo camino hacia el 2014.