Que un camión pase por debajo de un puente y su altura no se lo permite es relativamente frecuente pero que ocurra con un tren es muy extraño.

En este caso terminaron varios vagones con sus techos destruídos y cientos de Ford destrozados por valor de dos millones de dólares. El hecho tuvo lugar en Memphis (Tennessee, EE.UU.) con un tren de la Norfolk Southern y Canadian Pacific Railway que se encontró con un puente que era demasiado bajo para que pudiesen pasar los vagones.

Cuando el maquinista se dio cuenta que el puente estaba abriendo sus vagones como si fuesen conservas frenó, pero de ahí a que el tren se detuviera, varios vagones y su mercancía fueron dañados.

La carga consistía en varias unidades de Ford Explorer y Lincoln Nautilus que terminaron destruídos..
Los autos 0km venían de varias fábricas (Chicago, para los Ford Explorer u Ontario, Canadá, en el caso de los Lincoln Nautilus) para su entrega en la Costa Oeste.

fuentes: youtube, motorpasion.com