Woodstock, Oxfordshire, REINO UNIDO – Un Alfa Romeo 8C 2300 Monza Zagato Spider de la Scuderia Ferrari y conducido en la década de 1930 por Tazio Nuvolari ganó el premio «Best of Show en el Salon Privé Concours d’Elégance» celebrado la semana pasada en el Palacio de Blenheim de Gran Bretaña.
La historia del automóvil incluye la victoria del gran Tazio Nuvolari en la Coppa Principe di Piemonte en julio de 1932 y en la prestigiosa trepada a la colina Klausenrennen de ese mismo año.
Entre el número récord de 93 inscripciones para el concurso se encontraban algunos de los mejores autos de carrera de todos los tiempos, incluidos los ganadores de sus respectivas clases que incluyeron un Porsche 962 de 1988 y un Alfa Romeo Tipo 33 TT12 de 1974.

El premio subcampeón del Best of Show fue para el famoso Ferrari 166MM Touring Barchetta que ganó las  Mille Miglia y las 24 horas de Le Mans en 1949, mientras que el tercer lugar fue para un raro Ferrari 250 GT Lusso de 1964 con volante a la derecha.

Un Aston Martin DB4 GT de 1960 ganó el premio de automóvil «Duke of Marlborough«, mientras que el propio Duke seleccionó una AJS 2A de 1939 para el premio de motocicleta.

El Premio del Presidente se otorgó a un Ford GT40 que fue el cuarto de la serie de 31 automóviles de carretera MkI fabricados y el primero en entregarse a un propietario privado.

Un cuarto de siglo después de que McLaren F1 ganara las 24 Horas de Le Mans en su debut en La Sarthe, se dedicó una clase al hiperdeportivo diseñado por Gordon Murray; y un McLaren F1 GTR de 1997 de cola larga obtuvo el premio «People’s Choice«. El chasis 28R corrió en el Campeonato FIA GT por el GTC Gulf Team Davidoff y fue el último de los F1 GTR en construirse.

Dos legendarios autos deportivos de carreras de la década de 1950 fueron honrados con dos de los premios especiales de los jueces. Un ex-Equipe Nationale Belge Ferrari 500 TRC que ganó su clase en Le Mans en 1957, ganó el premio Passione Corsa

El otro premio dedicado a la preservación se otorgó a un Jaguar D-Type. El chasis número XKD509 se corrió en los Estados Unidos cuando era nuevo y ahora es un superviviente notablemente original.


La novedad de este año fue un premio al «Diseño más excepcional«, nombrado en honor a Sir Winston Churchill, nacido en el propio Palacio de Blenheim. Los jueces seleccionaron un Lancia Astura Pinin Farina Cabriolet ‘Bocca’ de 1933, uno de los pocos autos que fueron diseñados por Mario Revelli di Beaumont para el distribuidor de Lancia Ernesto Bocca. El coche también ganó el premio más elegante.
fuente: 
salonpriveconcours.com