Se especuló que la Fórmula 1 podía renunciar al MGU-H en los motores del 2021, pero los constructores se opusieron. Ahora surge que este motor eléctrico-generador ligado al turbo es uno de los pocos elementos que podrían aprovecharse en los vehículos de calle.

Garrett, líder en la producción de turbos, ha anunciado el próximo lanzamiento de un nuevo turbo, el E-Turbo, totalmente electrificado, que está en su última fase de desarrollo y saldrá al mercado en 2021. Está previsto que apoye cualquier forma de hibridación y es apto tanto para motores nafteros como para Diesel o gas. ver: http://diarioautomotor.com.ar/2019/02/el-compresor-electrico-llega-los-diesel.html.

El motor generador eléctrico y su centralita de control actúan conjuntamente con el turbo. El motor eléctrico ayuda al turbo en las aceleraciones y consigue reducir el tiempo de respuesta y mejorar el par, sobre todo a bajas revoluciones. Pero después pasa a actuar como generador, recuperando energía de los gases de escape que de otra forma se perderían y que aprovecha para crear electricidad con la que recarga las baterías de los sistemas híbridos.
Los resultados que anuncia Garrett son muy buenos. Sus ensayos tipo muestran un aumento de la potencia del 16% con respecto a un turbo convencional, una mejora del par del 10,5% y una mejora del 25% en las recuperaciones entre 60 y 100 kilómetros/hora. Un aumento de la eficiencia que también puede ser usado para reducir consumo y emisiones.
Los constructores de automóviles podrán adaptar el E-Turbo a las exigencias o filosofías de sus modelos. Se pueden utilizar para mejorar prestaciones, mejorar consumos o un mix entre ambos factores y también para ayudar a cumplir con las futuras normas Euro 7.
fuentes: Garrett.com, SoyMotor.com