Toyota acaba de presentar una nueva generación del Toyota Yaris, un modelo que llega con un diseño mucho más moderno y con una mecánica híbrida más eficiente…la novedad es que tendrá ahora una versión deportiva. Habrá un nuevo Toyota Yaris con el sello de Gazoo Racing GR...y que se presentará durante el próximo Rally de Australia.
A través de Twitter la división deportiva de Toyota, Gazoo Racing, presentó un primer adelanto del futuro Toyota Yaris GR-4 (Toyota Yaris GR-4 hot hatchback teased)
Y es que Gazoo Racing nos muestra, aún camuflado, a un Toyota Yaris ensanchado que llega con la etiqueta de GR-4 y que tendrá como fin, más allá de poner en las calles a una versión hipervitaminada del Toyota Yaris, poder homologar el nuevo World Rally Car de la marca japonesa.
Portada Toyota Yaris 1
Nueva generación del Toyota Yaris sobre cuya base se hará el GR-4
Aún no sabemos las especificaciones de este nuevo Toyota Yaris de Gazoo Racing pero es de suponer que su potencia estará en algún punto por debajo de los 300 CV y teniendo en cuenta su fin y ese “GR-4” con el que se ha acompañado a esta primera imagen quizá estemos hablando de un pequeño GTI con tracción total.
Aunque el Yaris estándar es de tracción delantera en Europa, ciertos modelos en el mercado nacional japonés están disponibles con un sistema de tracción total, algo que requiere un eje trasero multi link más sofisticado para facilitarlo. Esto podría ser algo que contará esta versión Yaris GR-4 de alto rendimiento. Es probable que también beneficie el paquete aerodinámico del automóvil WRC, reduciendo la sección frontal y creando un montaje más adecuado para el inevitable alerón trasero apilado. El Yaris WRC 2020 de Gazoo Racing difiere tanto del Yaris estándar que será necesario producir este modelo de homologación. A diferencia de las antiguas reglas del Grupo N WRC, que requerían un número limitado de ejemplos de carretera estrechamente relacionados que se produjeran para cumplir (ejemplos Mitsubishi Lancer Evolution o Subaru WRX), las reglas de hoy permiten una brecha más amplia entre la carretera y las versiones de rally.
Como tal, el Yaris GR-4 no se limitará a unos pocos cientos de unidades, sino que Toyota tendrá que producir un total de 25,000 el próximo año para cumplir con las regulaciones del WRC.