La Toyota 4Runner es un diseño antiguo para los estándares automotrices modernos, pero aún cumple su propósito como un SUV robusto con carrocería sobre bastidor. No ha cambiado mucho en el vehículo desde la introducción de su quinta generación hace 15 años, en 2009.

Modelo actual

Pero está listo para cambiar, y Toyota nos ha dado un primer vistazo del modelo de próxima generación, insinuando lo que promete ser el comienzo de varios teasers antes de su gran debut que se confirmó hoy para el 9 de abril.

Toyota 4Runner 2025

El segundo teaser ofrece un adelanto de la parte trasera, mostrando una ventana de accionamiento eléctrico. Al igual que el modelo actual, parece estar controlado por un botón ubicado en la consola superior, como lo demuestra el conductor que lo presiona en el video teaser. Una vez retraída, echamos un vistazo rápido al interior, revelando parte de la moderna consola central que alberga una gran pantalla de infoentretenimiento estilo tableta.

El primer adelanto mostraban cinco 4Runner de generaciones anteriores y la sexta era un primer plano del portón trasero de una 4Runner. A diferencia del SUV actual, la insignia “4Runner” en el portón trasero se ha desplazado hacia abajo y se ubica justo encima del paragolpes, en lugar de debajo de la insignia de Toyota.

Toyota 4Runner 2025

El paragolpes del nuevo modelo también está pintado de plata, a diferencia de la 4Runner actual, que está acabado en el mismo color que la carrocería. La luz trasera del modelo de próxima generación también parece haber sido rediseñada, con contornos negros alrededor de cada segmento.

Por otra parte, se prevé que el diseño de la próxima generación de la 4Runner sea evolutivo, posiblemente conservando o incluso mejorando la cuadratura del modelo actual, manteniendo un tamaño similar. La versión 2025 se basará en la plataforma de carrocería sobre bastidor TNGA-F de Toyota, que comparte con la Tacoma, la Sequoia y la Land Cruiser.

Eso es un poco incómodo para el 4Runner, ya que será bastante similar al Land Cruiser. Sin embargo, Toyota cree que puede diferenciarlos lo suficiente como para evitar que canibalicen las ventas de los demás.

Por ejemplo, el Land Cruiser solo ofrecerá cinco asientos, mientras que se espera que el 4Runner mantenga su tercera fila plegable. Además, los dos SUV tendrán diferentes sistemas de propulsión. Mientras que el Land Cruiser tendrá un tren motriz híbrido i-Force Max, el 4Runner tendrá un motor turboalimentado de cuatro cilindros y 2.4 litros menos potente que genera hasta 278 hp y 429 Nm de torque.

Se espera que la 4Runner sea la opción más económica. 

Héctor Daniel Oudkerk (https://diarioautomotor.com.ar/)