Se trata de un automóvil fabricado por la Spartan Motor Company en Australia que ahora comienza a venderse en el Reino Unido.

Spartan (supercharged) 2023

El Spartan pesa solo 700 kg y tiene 460 CV. Es apto para su uso en carretera o para track days en pista con un estilo inspirado en los viejos Can-Am, como explica el fundador de la empresa, Oliver Hulme: «Mi padre corrió con un Lola T70 durante muchos años. Así que nos encantó la idea de esto, de verdad. Es una adición fantástica a lo que hacemos«.

Spartan (supercharged) 2023

Spartan (supercharged) 2023

Tiene un liviano chasis tubular de acero con carrocería de fibra de carbono; doble horquilla en cada rueda con amortiguadores semiactivos TracTive. El motor es un Honda K24 de cuatro cilindros en línea de 2.4 litros montado en el centro con sobrealimentador volumétrico Rotrex; caja manual de seis velocidades; Frenos AP Racing; Producción limitada a 300 unidades. Lo único difícil de digerir es el precio… cuesta 200.ooo u$s para esta versión supercharged.

El Spartan más sencillo con carrocería de fibra de vidrio de nivel y con un motor Honda K24 atmosférico sigue costando respetables 150.000 u$s. 

Spartan (supercharged) 2023

Spartan (supercharged) 2023

Hay que tener en cuenta que sus rivales pueden ser tales como el humilde pero brillante Caterham Seven en sus versiones extremas o el más sofisticado Ariel Atom ambos muy por debajo en precio a este australiano. También está el Dallara Stradale de una empresa que diseña y desarrolla autos de F1, de IndyCar y construye chasis para los Cadillac y BMW LMDh vende su auto completo con un chasis de fibra de carbono por un precio similar. No les va a ser fácil encontrar clientes a los chicos de Oceanía.

Spartan (supercharged) 2023

Spartan (supercharged) 2023

El Spartan fue y desarrollado en Sydney, Australia por los gemelos Peter y Nick Papanicolaou. Nick es ingeniero electrónico y Peter diseñador gráfico.

En 2007 comenzaron a trabajar en un concepto que con el tiempo se convertiría en el Spartan: una barchetta pequeña y liviana impulsada por un motor bicilíndrico en V de Ducati. 

Ha sido un largo y duro camino para llegar al Spartan. Este sigue siendo hoy en día un automóvil de desarrollo, por lo que hay un volante Sabelt sin botones con una pantalla de tablero AiM montada detrás. Los coches finales contarán con el volante AiM SW4 con pantalla integrada, que añadirá una pizca de tecnología de estilo Fórmula a la sensibilidad clásica. Montado en el centro hay un panel de control con botones de encendido y arranque y otras funciones básicas, y a su derecha una pequeña lectura de los amortiguadores semiactivos TracTive. 

Spartan (supercharged) 2023

Spartan (supercharged) 2023

El motor Honda también está completamente expuesto y el intercooler asoma a través de la carrocería, evocando las grandes trompetas de admisión en el poderoso Chevrolet V8 de un McLaren M8. 

Hay que girar la llave y luego dar Arranque para que el motor sobrealimentado cobre vida y se escuche su rápido ralentí que hormigueará por todo el automóvil. Estas unidades Honda aceleran mucho, son fuertes y confiables, pero el ruido es simple y estridente.  Por supuesto, el paquete aerodinámico no es solo para decoración. El Spartan produce 299 kg de carga aerodinámica a 200 km/h, 467 kg a 250 km/h. Recordemos que el peso en vacío es de solo 700 kg.

El acabado de la carrocería de carbono es fantástico, pero el interior es más rudimentario y necesita ser refinado. El sonido motor debería ser más musical y seguramente mejorando algunos detalles se mejoraría considerablemente el auto.  Si el Spartan puede dar el siguiente paso, entonces comenzará a justificar el precio de venta.

Héctor Daniel Oudkerk

fuente: https://www.evo.co.uk/