Scott Dixon logró la victoria en el Grand Prix en Indianápolis beneficiado por una bandera amarilla que apareció después de hacer su segundo ingreso a boxes.
El neozelandés no tuvo rivales una vez que rebasó a Graham Rahal, en las últimas 30 vueltas, Dixon implantó una distancia de 20 segundos sobre el estadounidense, para así obtener su primer triunfo en el circuito mixto del Speedway .
Rahal, con un plan de dos ingresos a boxes, terminó resistiendo el embate de Simon Pagenaud, quien pese a arrancar en 20º, también se benefició del encadenamiento que causó Oliver Askew al chocar en la última curva del circuito, en pleno ciclo de detenciones.

Colton Herta y el novato Rinus VeeKay completaron el Top 5, adelante de Marcus Ericsson, Josef Newgarden y el mexicano Pato O’Ward, quien igualó su mejor resultado en la categoría.

El accidente de Askew arruinó la labor de Power, quien inició en la pole y dominó la primera parte del evento, pero cayó a la parte media del grupo al tener que detenerse durante la neutralización.

Un problema de motor en su último pit stop dejó al australiano en 20º sitio, último en la vuelta del puntero.