Se viene un superdeportivo llamado Salaff C2. Se estrenará el viernes en Monterey, California y se presentará el domingo en el césped del tradicional Concurso de Elegancia Pebble Beach 2018. 

Salaff fue fundada por el diseñador automotriz estadounidense Carlos Salaff. Nacido en  Rochester, Nueva York, se graduó del Art Center College of Design de California y pasó la mayor parte de su carrera profesional en Mazda.
Dejó al fabricante nipón de automóviles en 2013 para establecer su propio negocio de diseño y desarrollo de vehículos, siguiendo los pasos de otros distinguidos diseñadores automotrices como Ken Okuyama y Henrik Fisker. Y su primer modelo para poner en producción limitada es el C2.
No hay muchos detalles,  Salaff solo ha confirmando que se tomaron prestados del Lamborghini Gallardo el motor V-10, y que viene con una caja de cambios manual. El exterior y la cabina son todos diseños de Salaff, y se dice que la inspiración proviene de autos clásicos como el Ferrari 330 P4, el Porsche 917 y el Peugeot 905. Carlos Salaff dice: «Con el C2, deseo crear máquinas radicalmente individualistas que involucren al alma como una escultura viva«, y sobre el diseño expresó. «Crear conexiones atractivas de persona a máquina debe ser curada y celebrada«.
El C2 es parte de un grupo de tres autos que Salaff llama la Colección Caden. También hay un C1, otro superdeportivo con motor central pero con un diseño de tres asientos al estilo McLaren F1, así como un C3, que según se nos dice será más un gran turismo tradicional con motor delantero.
Todos los autos se fabricarán por encargo con clientes que puedan elegir entre fibra de carbono o aluminio batido a mano para el exterior.