Rolls-Royce presenta otra edición especial de uno de sus modelos: en este caso el Ghost Prism. Para celebrar el comienzo de una nueva tendencia estética…

Rolls-Royce Ghost Prism

«Muchos de los clientes de Rolls-Royce son figuras poderosas e influyentes en la comunidad internacional de la moda, el diseño y el lujo. Estas personas aplican sus instintos profesionales, así como sus sensibilidades personales, a sus pedidos de Rolls-Royce. Gracias a las estrechas relaciones que los diseñadores de la marca tienen con estos clientes, se anticiparon a la demanda de un movimiento estético emergente y crearon el Rolls-Royce Ghost Prism». Es, por tanto, el Rolls Royce el que anuncia la aparición de una nueva tendencia estética…el Prism.

Rolls-Royce Ghost Prism

Nada nuevo mecánicamente, sigue estando propulsado por el V12 de 6,75 litros con 571 CV y 850 Nm, que puede llevarlo hasta los 250 km/h y lo hace el 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. Todo eso con de más de 5,54 m de longitud y un peso de 2565 kg.

El Rolls-Royce Ghost Prism presenta acabados en tonos oscuros y neutros, realzados por toques de color contrastantes, es precisamente este contraste el que inspiró el nombre Ghost Prism.

El ejemplar que se muestra es en Gunmetal Grey obtenido a través de un riguroso proceso de 10 pasos en el que se aplican meticulosamente cuatro capas de pintura y luego se pulen a mano durante 16 horas.

En lugar del clásico acabado clásico de acero inoxidable pulido, la parrilla y la luneta trasera adoptan un tono ahumado Burnout negro grisáceo brillante. Para lograr este efecto, cada pieza de metal es preparada a mano por los artesanos de la marca: en primer lugar, se utiliza un abrasivo ligero en cada pieza para acomodar una imprimación resistente, sobre la que luego se aplican cuatro capas de pintura Burnout. Después del curado, estas piezas se pulen individualmente para garantizar que coincidan con el brillo brillante de la carrocería del automóvil. El paragolpes delantero y los elementos laterales también cuentan con un acabado negro brillante profundo.

 

Rolls-Royce Ghost Prism

Los clientes pueden elegir entre cuatro colores, Rojo Fénix, Turchese, Mandarín y Amarillo Forja (este último en las fotos) para crear el contraste que está en el corazón de este movimiento de diseño contemporáneo.

Rolls-Royce Ghost Prism

Rolls-Royce Ghost Prism

Rolls-Royce Ghost Prism

El color elegido se aplica a las inserciones inferiores del paragolpes, las pinzas de freno y la carrocería (stripping). Se puede encontrar en el interior del coche, especialmente en las 1.040 «estrellas» de colores del techo interior Starlight, cada una colocada individualmente mediante agujeros perforados con precisión a mano.

Se producirán 120 ejemplares del Ghost Prism en todo el mundo para celebrar el 120 aniversario de Rolls-Royce Motor Cars en 2024. Recordemos que un Ghost estándar comienza en más de 300.000 euros, sin opciones.

No esta del todo claro el movimiento Prism. Pero montar un Ghost para popularizarlo no está mal.

Héctor Daniel Oudkerk (https://diarioautomotor.com.ar/)