UN ESTUDIO NORUEGO FINANCIADO POR LA UNIÓN EUROPEA DICE QUE EL RIESGO ES BAJO Y LA OMS QUE NO HAY EVIDENCIAS DE QUE SEAN PERJUDICIALES…pero las dudas persisten.

electric car…tan verde como lo hacen ver.

Unos pocos autos eléctricos seguramente no causarán daños medibles así como si hubiera un puñado de autos de combustión tampoco causarían perjuicios registrables….pero cuando los EV sean millones qué pasará?

Hace ya algunos años unos estudios demostraron que vivir cerca de las líneas de alta tensión no afectaba la salud, o mejor dicho que no había una relación causa-efecto demostrada. Pero, ¿qué hay de estar sentado en un automóvil rodeado de cables de alto voltaje, sobre una gran batería de litio y al lado de un potente motor eléctrico? ¿Podría tener efectos negativos en la salud de sus ocupantes?

La idea de que estar cerca de las líneas eléctricas puede causar problemas de salud fue iniciada por un estudio de 1979 dado un aumento de frecuencia aparente de leucemia y otras neoplasias. Los múltiples estudios posteriores que buscaban ratificar esta conclusión encontraron que los resultados positivos eran probablemente fruto de razones coincidentes, sin poder llegar a establecer realmente un vínculo de causa-efecto cierta.

líneas de alta tensión

La radiación emitida por tales campos magnéticos se consideró no ionizante y se descartaron las afirmaciones de que estaban causando cáncer en las personas a diferencia de una radiografía u otras exposiciones a materiales radioactivos que si emite una radiación ionizante que puede causar un daño notable si no se toman las precauciones del caso.

En 2002, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un informe sobre los efectos que los campos eléctricos y magnéticos tienen en el cuerpo humano. Este estudio señaló que, “había poca evidencia experimental o teórica de que las mutaciones pudieran ser causadas directamente por los campos magnéticos ELF (frecuencia extremadamente baja)”, concluyendo que “hay poca evidencia de que los campos eléctricos o magnéticos ELF puedan causar la transformación maligna de las células en cultivo «

A pesar de estas conclusiones, la duda de que tales campos eléctricos y magnéticos al ser de larga exposición temporal pueden plantear posibles problemas de salud se mantuvo sin ser definitivamente desacreditada ni confirmada.

En 2005, otro estudio publicado por el Dr. Gerald Draper y su equipo de la universidad de Oxford afirmó que si había encontrado un vínculo directo entre la proximidad de las líneas eléctricas y algunos tipos de cáncer en las personas vivían a menos de 200 metros de dicha líneas. Un estudio que fue muy criticado por el lobby eléctrico en ese momento y no influyó en la comunidad científica para cambiar su opinión general sobre el asunto.

Sin embargo, la posición oficial de la OMS es que los campos magnéticos todavía se consideran «posiblemente cancerígenos» para los seres humanos. La opinión general es que una exposición de tiempo corto es inocua pero hablando de largas permanencias la duda existe.

Según Joel M. Moskowitz, Director del Centro para la Salud de la Familia y la Comunidad de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de California, el hecho de que pueda existir este riesgo debería incitar a los fabricantes de automóviles a intentar minimizar los campos electromagnéticos a los que exponen a los ocupantes en sus vehículos eléctricos (al menos como precaución hasta que sepamos definitivamente sus efectos). En su opinión, si bien se han realizado muchas investigaciones sobre este tema, la mayor parte de ellas han sido financiadas por la industria y esto resta valor a su confiabilidad. Lo que sugiere que se haga es que la gente exija que los gobiernos lleven a cabo esta investigación independiente para evitar el sesgo en los resultados.

En 2014, SINTEF, una organización de investigación independiente con sede en Noruega, publicó un nuevo estudio cuyo título eran las conclusiones: «No hay peligro en los campos magnéticos de los automóviles eléctricos”. La investigación que los hizo llegar a esta conclusión fue totalmente financiada por la Unión Europea y afirmó ser «el estudio más completo realizado hasta la fecha para identificar diferentes fuentes de campos magnéticos en automóviles eléctricos«.

¿Cuánto ‘electrosmog’ producen los celulares y los automóviles eléctricos?
Muchas personas se quejan de molestias y expresan su preocupación sobre los efectos de la radiación electromagnética en sus vehículos.  Sensación de calor en las orejas, fuertes dolores de cabeza y problemas en los ojos. Estas influencias negativas se denominan coloquialmente «electrosmog», término que se refiere a la compatibilidad electromagnética medioambiental (EMVU) y las influencias de los campos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos en el medio ambiente y, en especial, en las personas.

En los seres humanos, estos campos pueden causar mareos y náuseas, estimular los órganos sensoriales, los nervios y los músculos o calentar los tejidos. ¿Está aumentando el nivel de exposición en los vehículos de nueva tecnología, tales como los híbridos enchufables o los vehículos eléctricos?

Durante las distintas fases de desarrollo de nuevos vehículos, Mercedes simula e investiga diversos campos magnéticos y prueba distintas ubicaciones para los componentes con el objetivo de reducir al máximo los campos magnéticos en el interior del auto. Cuando la posición de un componente no se puede variar, como es el caso de los mazos de cables del sistema eléctrico, estos son sometidos a un proceso de apantallamiento o blindaje.

Mercedes Benz simula e investiga diversos campos magnéticos

En donde se ha investigado mucho es en medicina aeronáutica y espacial ya que al volar a altas alturas (30.000 m) las radiaciones son más altas y los problemas de salud también estadísticamente crecen. Obviamente los astronautas llevan trajes protectores para evitarlas.

Un tema adicional es el uso en un futuro próximo de cargadores inalámbricos que tiene la gran ventaja de la sencillez de utilización. Esta recarga puede ser por inducción o por resonancia magnética. Con la recarga por inducción es necesario que el transmisor y el receptor estén en contacto cercano y con una alineación perfecta. En cambio, la recarga inalámbrica por resonancia magnética permite la transferencia de energía a distancia con una mayor libertad en cuanto a la colocación del vehículo, incluyendo diferentes alturas libres al suelo entre diferentes tipos de vehículo, y además permite cargar varios dispositivos simultáneamente e incluso con diferentes niveles de potencia.

Cargadores inalámbricos y su riesgo para personas sensibles (marcapasos etc)

cargador inalámbrico

Todo esto muy bien pero ¿estos cargadores hiper potentes son inocuos tanto para el ocupante del vehículo si permanece en el interior o para las personas que se encuentran próximas al emisor radiante ? Desde ya para alguien con un marcapasos mejor no acercarse a ellos.

Queda mucho por investigar y luego legislar. No vaya a ser que la electricidad con los años traiga más problemas de salud que la combustión de los odiados hidrocarburos. Cuando se comenzó con la energía atómica también se desconocían sus riesgos y muchos pagaron con sus vidas la exposición radiante.

Héctor Daniel Oudkerk/