El fabricante de baterías de iones de litio Octillion Power Systems se está asociando a la renacida FNM (ahora Fábrica Nacional de Mobilidades) en Brasil para producir camiones eléctricos a batería; FNM ha seleccionado a Octillion como proveedor oficial de baterías para la próxima línea de vehículos.
Octillion abrirá una fábrica de baterías local dentro mismo de las instalaciones de FNM para reducir los costos de fabricación y logística. 

La colaboración industrial producirá los modelos FNM 832 (un camión Clase 6 con hasta 14 toneladas de capacidad) y el FNM 833 (un camión Clase 8 con una capacidad de 18 toneladas), además de autobuses y tractores como el siguiente paso. La batería Octillion de los camiones FNM admite un alcance de hasta 300 km ideal para entregas urbanas.

FNM fue fundada en 1942 y fué el primer fabricante de camiones en Brasil. La empresa fue privatizada en 1968 por el gobierno militar y luego comprada por Fiat, que cerró la fábrica en 1988. 

El renacimiento de FNM comenzó en 2008, cuando una empresa carioca que opera en el sector de la movilidad adquirió los derechos al Instituto Nacional da Propriedade Industrial (INPI) para utilizar el histórico nombre comercial brasileño, incluida la insignia, que se había inspirado en el logotipo clásico de Alfa Romeo.

La sede de la FNM está en Río de Janeiro. Los hermanos e inversionistas Zeca y Alberto Martins son socios del holding propietario de FNM y abrieron la nueva fábrica de la empresa en la ciudad de Caxias do Sul. 

Son hijos de José Antonio Fernandes Martins, quien fue ejecutivo y accionista de Marcopolo durante 53 años, el segundo mayor constructor de autocares del mundo. (demás está decir que efectivo no le falta). En la foto el Marcopolo Viaggio 1050 G7 100% eléctrico

Los fabricantes de camiones que operan en Brasil están volcados al Diésel, pero FNM piensa de manera diferente, con una verdadera ambición por los vehículos eléctricos, rompiendo barreras, cambiando las reglas y entregando una logística conectada limpia, segura y silenciosa. «No operamos con concesionarios, nuestro modelo de negocio se basa en contratos de preventa B2B, con camiones o autobuses producidos bajo BTO (Build To Order) y con una “hoja de cálculo abierta”, que revela todos nuestros costos y márgenes de ganancia a nuestro clientela«. La empresa FNM es todo menos normal.
Los camiones de FNM utilizarán niobio (Nb) en varios componentes, como el chasis, los frenos, la suspensión, las ruedas y algunas otras partes y elementos estructurales, para reducir el peso del vehículo y aumentar su resistencia, rendimiento y alcance. (Cuando se agrega al acero, el niobio mejora sus propiedades como resistencia, tenacidad y maleabilidad).
FNM dice que los sistemas telemáticos de sus camiones se conectarán a los sistemas de tecnología de la información del cliente, así como a la fábrica, para proporcionar datos de seguridad y eficiencia en tiempo real.
Por su parte Octillion es un proveedor de nivel 1 de sistemas avanzados de almacenamiento de energía de alta densidad centrados en la electrificación de automóviles, camiones y autobuses. La compañía ha entregado más de 100.000 baterías para vehículos eléctricos al mercado mundial de vehículos eléctricos con más de 2000 millones de kilómetros recorridos en sus sistemas. 

HISTORIA DE FNM: 

La historia de la FNM es por demás interesante...la empresa fue creada en 1942 por el estado brasileño como parte del «Estado Novo» del presidente Getúlio Vargas. Fue una de varias empresas lanzadas por el estado durante este período para poner en marcha un sector industrial en Brasil. Inicialmente, la empresa producía bajo licencia motores de aviones estadounidenses Curtiss-Wright junto con municiones, bicicletas y heladeras.
Después de la Segunda Guerra Mundial se decidió diversificar la producción. El gobierno estaba ansioso por lanzar una industria de fabricación de vehículos. En 1949 se llegó a un acuerdo con el fabricante italiano Isotta Fraschini, por el que FNM produciría los camiones pesados ​​de la empresa milanesa bajo licencia. Los vehículos comerciales Isotta Fraschini eran muy buenos, pero la empresa italiana ya estaba en problemas económicos y quebró a finales de 1951.
 

La desaparición de Isotta Fraschini como fabricante de vehículos dejó a FNM en busca de un nuevo socio tecnológico. En 1952 se firmó un acuerdo con Alfa Romeo, otro fabricante de vehículos milanés. Alfa Romeo era (como FNM) una empresa de propiedad estatal, luego de la quiebra y un rescate del gobierno en la década de 1930. Según el acuerdo con Alfa Romeo, FNM fabricaría bajo licencia la gama de vehículos comerciales de Alfa Romeo que aunque poco conocidos al norte de los Alpes, los vehículos comerciales Alfa Romeo estaban bien establecidos en Italia y otros mercados del sur de Europa.

Entre 1956 y 1960 la FNM construyó más de 15.000 camiones pesados ​​de diseño Alfa Romeo: también fabricó los chasis para autobuses y autocares. En el sector brasileño de camiones pesados, que FNM dominó hasta principios de la década de 1970, FNM fue inicialmente el único fabricante. 

A mediados de los años cincuenta se creó una empresa llamada Fabral SA (Fábrica Brasileira de Automóveis Alfa), una colaboración entre Alfa Romeo y el inversor brasileño Matarazzo, para construir el Alfa Romeo 2000 . El Grupo Matarazzo se retiró en 1958, luego de discusiones conflictivas sobre la idoneidad de construir autos lujosos en el Brasil pobre. Tras la presión del entonces presidente Juscelino Kubitschek, la FNM, en la que Alfa Romeo ya tenía una participación minoritaria, se hizo cargo del proyecto .

En 1960 se lanzó el primer automóvil de pasajeros de FNM, el FNM 2000, una versión brasileña del sedán de cuatro puertas Alfa Romeo 2000 berlina. La fábrica terminó por construirse en el barrio de Xerém, de Duque de Caxias, Río de Janeiro. El motor era la misma unidad de árbol de levas doble de 1.975 cc que se encuentra en el producto italiano, pero desafinado para producir solo 95 CV y el automóvil recibió el logotipo de FNM. Esta serie de autos se denominó «J.K.» en honor al presidente Kubitschek, quien ayudó a que se concretara el acuerdo. Este fue, con mucho, el automóvil más lujoso y más caro fabricado en Brasil en ese período.

Se ofreció una versión coupé a partir de 1966. Conocido como el FNM Onça, el coupé no siguió la línea de ningún diseño de Alfa Romeo, sino que presentaba una elegante carrocería de diseño local que recordaba inconfundiblemente al Ford Mustang original.
Mientras tanto, al FNM 2000 regular le siguieron versiones más potentes, que culminaron con el TIMB («Turismo Internacional Modelo Brasileiro») de 130 CV , que ahora cuenta con más potencia de la que se afirmaba para sus primos Alfa Romeo de la época. El TIMB también presentaba un capot plano con una rejilla montada en la parte inferior, como diseñó Lincoln Tendler con el objetivo de una mejor penetración aerodinámica, y un paragolpes delantero. Este mismo diseño frontal también se utilizó para el siguiente FNM 2150, con algunas diferencias de detalle.

En 1968, Alfa Romeo adquirió una participación mayoritaria en el negocio hasta ahora propiedad del estado FNM. Al año siguiente, el FNM 2000 fue reemplazado por una versión rediseñada, el FNM 2150, las diferencias visuales más obvias que afectan a la parte delantera del automóvil. Para esta aplicación, el motor de cuatro cilindros de doble árbol de levas vio su capacidad aumentada a 2132 cc, y el rendimiento se mejoró aún más mediante la instalación de un mejor juego de carburadores. El FNM 2150 continuaría en producción desde 1969 hasta 1974.

En 1971, se presentó al público otro coupé llamado Furia GT 2150. Basado en el chasis y la mecánica del modelo FNM / JK 2150 cc, el automóvil fue diseñado por el diseñador brasileño Toni Bianco. Se produjeron algunos pocos ejemplares.

Alfa Romeo se había deshecho de sus operaciones de vehículos comerciales en Italia en la década de 1960, y en 1973 el negocio de vehículos comerciales de FNM se vendió a la división de vehículos industriales de Fiat, mientras que Alfa Romeo retuvo la responsabilidad del negocio de automóviles de FNM; posteriormente, el negocio de vehículos comerciales de FNM terminó siendo absorbido por la división Iveco de Fiat.

En 1974 el FNM 2150 fué reemplazado por el Alfa Romeo 2300. Este fue el final para los autos con insignia FNM: la insignia FNM en sí, obviamente inspirada en la insignia Alfa Romeo, también fue reemplazada en este automóvil con una insignia Alfa Romeo real. El aspecto general del nuevo automóvil era muy similar al del sedán Alfetta construido en Italia, diseñado por Giuseppe Scarnati y ofrecido por primera vez en Europa en 1972, aunque el automóvil brasileño era en realidad 41 centímetros más largo y 7 centímetros más ancho que el Alfetta. Bajo la piel, el 2300 se basó técnicamente en el Alfa Romeo 1900 más antiguo. La caja de cambios del 2300 se ubicaba convencionalmente junto al motor y no como en el Alfetta a trans-axle junto al diferencial. Al igual que su predecesor brasileño, el 2300 contaba con un motor de cuatro cilindros y dos árboles de levas, ahora de 2310 cc con una potencia declarada de 140 CV . Se afirmó una velocidad máxima de 170 km / h . Para el año modelo 1985, el 2300 fue rebautizado como «Alfa Romeo 85«. Este modelo se fabricó hasta noviembre de 1986.

El Alfa Romeo brasileño se ofreció brevemente en 1981 bajo la designación Alfa Rio en Europa y algunos mercados como Argentina.

Alfa Romeo enfrentó dificultades en Europa a finales de la década de 1970 y principios de la de 1980, y en 1986 Romano Prodi, quien en ese momento era presidente del IRI (el organismo gubernamental responsable de industrias nacionalizadas en Italia), deseando reducir las pérdidas del IRI, transfirió Alfa Romeo al sector privado, o sea Fiat. Desde 1976, Fiat había estado desarrollando su propia operación brasileña, con sede en Betim. El negocio de automóviles con sede en Brasil que anteriormente había comprendido FNM se integró en consecuencia en la propia operación brasileña de Fiat, y en 1988 los vehículos comerciales con la insignia de FNM, ya producidos por una empresa propiedad de Fiat desde que Alfa Romeo vendió el negocio en 1973, se rebautizaron como productos Iveco.