Gustavo Menezes dice que Rebellion Racing «se merecía» su primera victoria general en el Campeonato Mundial de Resistencia FIA en Silverstone, aunque sea en un modo inusual.
Menezes, Mathias Beche y Thomas Laurent se coronaron ganadores en su N ° 3 Rebellion R13 Gibson después de las descalificaciones posteriores a la carrera para ambos Toyota TS050 híbridos.
Los tres pilotos lograron sus primeras victorias en LMP1, mientras que Menezes se convirtió en el primer piloto estadounidense en alcanzar el primer escalón del podio de WEC.
El auto # 3 terminó cuatro vueltas hacia abajo del par de Toyota, pero los dos autos propulsados ​​por híbridos fueron luego excluidos por irregularidades en el piso.
Ese cambio también promovió a la hermana Rebelión #1 conducida por Andre Lotterer y Neel Jani al segundo puesto, mientras que el # 17 BR Engineering BR1-AER se clasificó en tercer lugar de la general.
«Obviamente, no fue la forma ideal de hacerlo, pero en última instancia, ganar una carrera es ganar una carrera, no importa cómo llegue y vamos a agarrar este resultado con ambas manos«, dijo Menezes.
«Todos los muchachos de Rebellion han trabajado tan duro para despegar todo el proyecto LMP1 y para desarrollar el automóvil en la etapa en que está ahora, y realmente se merecen este acabado uno-dos.
«Estoy inmensamente orgulloso de todos los que participan en el programa«.
Al comenzar la competencia, Beche estaba en el auto cuando sufrió el impacto con el #17 del SMP impulsada en ese momento por Stephane Sarrazin a consecuencia del cual el conductor suizo casi chocó con el coche hermano de la Rebelión, que se desvió evitando, dejando caer los tres coches en la parte trasera del grupo de los LMP1.   
«La carrera no fue sin dramas y contratiempos para nosotros, desde el contacto al principio hasta la aparición del coche de seguridad a mitad de camino que amenazaba con hacer fracasar por completo nuestro desafío al podio«, dijo Menezes.
«Eso fue muy frustrante. Yo estaba en el coche en ese momento y avanzaba hacia la batalla por el tercer puesto, cuando el Toyota líder nos sacó una vuelta justo antes de que se lanzara un Full Course Yellow, lo que nos dejó virtualmente una vuelta atrás detrás de los dos autos.
«Después de eso, no tuve más remedio que bajar la cabeza y empujar como el infierno«.
Los Rebeliones intercambiaron lugares en los últimos 15 minutos cuando el auto Nº 1 detectó un problema con una de sus luces traseras y requirió un cambio en la plataforma trasera, permitiendo que el Nº 3 se adelantara.
Los EoT  «No están donde deben estar«
Menezes ha sugerido que las reglas que equilibran los autos híbridos y no híbridos LMP1 aún necesitan mejoras, a pesar de la victoria de Rebellion.
«Las normas de Equivalencia de la Tecnología (EoT) todavía no están evidentemente donde deben estar«, dijo.
«Pero todo lo que podemos hacer es seguir actuando de la mejor manera posible y esperar que la FIA y la ACO aborden la situación».
«Al final, sabemos que le dimos absolutamente todo en Silverstone y que hemos peleado en el campo desde la parte posterior del grupo para ganar la carrera, que es alucinante«.