El equipo suizo Rebellion disputó las 24 Horas de Le Mans el fin de semana pasado, pero después de la carrera, su dueño Calim Bouhadraconfirmó que no competirán contra el Toyota Gazoo Racing en Bahrein, lo que significa que Le Mans fue la última aparición del team en el WEC.

 Calim Bouhadra dueño de Rebellion

Se entiende que la decisión se tomó debido a la posición de Rebellion en la clasificación en el campeonato del WEC después de Le Mans y con el propósito de ahorrar los costos que significaría un evento más.

Gustavo Menezes, Bruno Senna y Norman Nato ahora suman 145 puntos después de terminar segundos en la carrera de las 24 horas, dejándolos a 30 puntos de los ganadores de Le Mans y ahora nuevos líderes del campeonato Sebastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley.

Para hacerse con el título de pilotos, el trío Rebellion tendría que ganar y confiar en que el Toyota TS050 Hybrid # 8 no termine más alto que el séptimo en la clasificación combinada de prototipos, u octavo si logra la pole.

También necesitaría el Toyota #7 de José María»Pechito»López, Mike Conway y Kamui Kobayashi tuviera problemas y perdiera varias posiciones generales.

Las 8 Horas de Bahrein cuentan actualmente con solo dos LMP1 inscriptos.

Una participación al final de temporada para el Equipo LNT, con un par de Ginetta G60-LT-P1 AER es muy dudosa.

Rebellion no continuará en el WEC la próxima temporada, su chasis LMP1 construido por ORECA pasará a Signatech Alpine para la participación del equipo francés en la clase de prototipos superior dentro del reglamento LMDh.