El grupo PSA y el gigante energético Total han formalizado la creación de la empresa conjunta ‘Automotive Cells Company‘ (ACC), que producirá baterías de alto rendimiento en Francia y Alemania a partir de 2023. Las dos grandes empresas francesas se han unido para formar un nuevo líder en la industria de suministro de baterías para automóviles eléctricos.

El acuerdo ya había sido anunciado el pasado mes de enero y los primeros pasos de este proyecto, que requerirá más de 5.000 millones de inversiones, de los cuales 1,3 son de financiación estatal francesa y alemana.

Las fábricas se construirán en Douvrin (en Francia) y una en Kaiserslautern (Alemania): se pondrán en marcha con una capacidad inicial de 8 GWh, para luego alcanzar un total de 48 GWh en 2030 en ambas plantas. El potencial, dicen PSA y Total, garantizaría el suministro de baterías para 1 millón de vehículos eléctricos al año.
Yann Vincent, ex jefe de operaciones industriales y cadena de suministro en el Grupo PSA, ha sido nombrado director general de ACC y será responsable de la implementación y el desarrollo. Ghislain Lescuyer, presidente de Saft, una subsidiaria de Total que opera en el campo de las baterías, ha asumido en cambio el cargo de presidente del consejo de administración.
Comentario de Tavares. “La creación de un consorcio europeo para la construcción de baterías que veníamos pidiendo desde hace tiempo es ya una realidad – dijo el número uno del grupo de automoción PSA -. Me gustaría rendir homenaje al compromiso de los equipos Total / Saft y PSA / Opel, que hicieron posible este proyecto. Este nuevo paso -añadió Tavares- es coherente con nuestra razón de ser (raison d’être): « ofrecer a los ciudadanos una movilidad limpia, segura y accesible y coloca a Groupe PSA en una posición de ventaja competitiva en un contexto de crecimiento de las ventas de vehículos eléctricos». Automotive Cells Company – concluyó el gerente – «ayuda a Groupe PSA a avanzar en el camino de la descarbonización «.