Mercedes ha presentado el nuevo look black que lucirán Lewis Hamilton y Valtteri Bottas esta temporada, haciéndose eco de la campaña del piloto inglés en su la lucha contra el racismo.

Mercedes se ha pasado al color negro para concienciar sobre la importancia de la lucha contra el racismo y la discriminación lanzando el mensaje de lucha por una Fórmula 1 más inclusiva, a la que no le importe los orígenes de las personas a la hora de hacerlas formar parte del deporte.

«La Fórmula 1 es un mundo definido por el rendimiento, pero todavía contiene muchas barreras para la gente que no viene de lugares que han formado parte del deporte tradicionalmente. Sabemos que nuestros equipos son más fuertes cuando representan la sociedad de la que formamos parte y es importante para nosotros estar unidos y mostrar nuestro compromiso con el cambio«, ha destacado Valtteri Bottas en declaraciones políticamente correctas.
«El racismo y la discriminación no tienen sitio en nuestro deporte ni en nuestra sociedad y estoy orgulloso de reivindicarlo con el equipo, con Lewis y con Mercedes-Benz al hacer esta declaración tan importante«, ha añadido el finés para terminar».
Por otra parte el Mercedes AMG GT-R que se utiliza de ‘safety car’ de la F1 también adopta el arcoíris de ‘We Race As One’ por la diversidad.
El auto de seguridad de la Fórmula 1 tiene una apariencia nueva. Mercedes está orgulloso de apoyar ‘We Race As One‘», ha compartido Mercedes esta mañana en redes sociales. 
El arcoíris es el icono de la campaña ‘We Race As One‘, que lanzó la categoría la semana pasada con el objetivo de reconocer la lucha mundial por la diversidad y concomitantemente agradecer a los trabajadores esenciales contra el covid-19.

De esta manera, la F1 explota la TV para fomentar todos estos valores y hacerlos llegar en una temporada por el momento sin público en las tribunas.