PEUGEOT e-3008 (2024)

Esta nueva y tercera generación del Peugeot 3008 respeta la tradición de la anterior de ofrecer formas sorprendentes y bien diferenciadas de la competencia, tanto en el exterior como en el interior. Un sesgo que siempre les ha permitido encontrar a sus clientes. El recién llegado añade tecnología 100% eléctrica, sustituyendo la oferta Diésel de la antigua en la gama. Inevitablemente eso trae nuevas limitaciones.

 PEUGEOT e-3008 (2024)

 PEUGEOT e-3008 (2024)

El objetivo es clar0: ofrecer vehículos eléctricos en toda la gama Peugeot a partir del próximo año. La renovación del buque insignia Peugeot 3008 implica, por tanto, la obligada llegada de una variante 100% eléctrica «e-3008» para esta tercera generación. Y para un SUV compacto que gana un poco en volumen, esto anuncia una limitación importante. Como las cifras de autonomía se consideran activos comerciales, mostrar autonomías de más de 500 km con baterías con tecnologías que están mejorando pero sin grandes revoluciones aún requiere enormes acumuladores. El consumo se ve afectado por esto y es imposible acercarse, ni remotamente, a los valores anunciados….la realidad es muy distinta.

 PEUGEOT e-3008 (2024)

 PEUGEOT e-3008 (2024)

El Peugeot e-3008 es un ejemplo perfecto de ello. Gana 9 cm de largo (4,54 m), 6 cm de ancho (1,90 m) y 2 cm de alto (1,64 m), y ofrece la posibilidad de elegir entre dos baterías: 73 kWh o 98 kWh, para una autonomía «teórica» de 527 km o 700 km respectivamente. La versión con motor delantero de 210 CV (una de tracción a las cuatro ruedas con un motor adicional en la parte trasera llegará más adelante) cuenta con una batería que tiene casi tantos kilogramos como kilómetros anunciados: 520 kg bajo el suelo de su nueva plataforma STLA Medium, que este 3008 inaugura en Peugeot.

 PEUGEOT e-3008 (2024)

La realidad es que en viajes largos, a 110 km/h a una temperatura de 20°C, condiciones súper ideales para maximizar la autonomía en autopistas, utilizando el 90% de la batería le permitiría conducir una distancia «verdadera»de solo 332 km. Luego, después de cargar al 80%, pasar del 80% al 10% significaría la posibilidad de conducir otros pobres 258 km. Se supone que la carga rápida de CC de hasta 160 kW permite una carga del 20 al 80 por ciento en 30 minutos. Para la misma autonomía, el cargador de 11 kW en corriente alterna (lo normal en estaciones de carga públicas o domésticas) requeriría 4 horas y 50 minutos en el mejor de los casos. 

 PEUGEOT e-3008 (2024)

Con la desaparición de un motor Diésel, este nuevo 3008 confía en la versión de gasolina híbrida suave de 48 V de 136 caballos de fuerza para todos aquellos que desean una versatilidad real, legítima para un SUV compacto. Los híbridos enchufables también llegarán más tarde. Por lo tanto, el auto eléctrico está ahí principalmente por la imagen y un interesante placer de conducción. 

El motor eléctrico fabricado en Francia, se deriva del del último Peugeot e-208 rediseñado. Además de la potencia adicional (210 CV en lugar de 156 CV), añade la posibilidad de modular el nivel de recuperación de energía en tres posiciones, gracias a las levas en el volante. Esto no permite detener por completo el auto sin pisar el pedal del freno (siempre un poco complicado de manejar debido a sus variaciones de consistencia) pero se llega a una desaceleración muy notable.

Tres modos de conducción están disponibles en paralelo, incluido el «Sport» que endurece la dirección para que sea siempre precisa y directa, una sensación reforzada por el pequeño y discutido volante querido por Peugeot, aunque aquí nuevamente, la masa inherente de la batería oscurece la imagen. Consideremos que el eléctrico «más liviano» sube a 2.108 kg sin conductor. Así que, inevitablemente, esto se siente al volante. 

En ciudad, con las llantas de 20 pulgadas del acabado «GT», los golpes resultantes de la aspereza de la carretera tienen un impacto notable en el vehículo. Pero esto es preciso porque en rutas sinuosas existe el compromiso para no causar demasiado movimiento de la carrocería y limitar el balanceo de la carrocería en las curvas. El peso hace que trabaje mucho y el e-3008 pierde todas sus pretensiones de dinamismo. 

En cuanto a su apariencia se ve un gran salto. Sin duda, el principal motivo para comprar esta nueva generación. No es que le guste a todo el mundo, pero combina contornos de silueta nítidos en la parte trasera y los flancos, con curvas agresivas en la parte delantera, compuestas por guardabarros delanteros abovedados y faros compactos y afilados sobre luces diurnas de triple garra reenfocadas. La parrilla del radiador también difumina la delineación con el paragolpes, con sus facetas progresivas dispuestas en degradados en el color de la carrocería. Además se acabaron los cromados.

 PEUGEOT e-3008 (2024)

 PEUGEOT e-3008 (2024)

 PEUGEOT e-3008 (2024)

Al final del techo, un alerón está perforado en el centro para mejorar la aerodinámica. Las llantas heredadas del Peugeot 408 tienen un diseño que pretende ser moderno pero que en la práctica es poco feliz ya que al ser asimétricas quedan como desprolijas al rotar las delanteras para un lado y las traseras para otro, aunque en la versión mild-hybrid tiene un diseño de llanta más aireado y solo en 19 pulgadas.

Pero el mayor cambio en las proporciones se concentra en la parte trasera. El bisel se inclina completamente a la manera de los «SUV coupé». Peugeot se ha ocupado de iniciar la caída del techo detrás de la ubicación de los reposacabezas interiores, con el fin de mantener suficiente espacio para la cabeza. Pero para que la inclinación fuera suficiente a pesar de la corta distancia hasta el final del portón trasero, la popa tenía quedó algo levantada para no hacer el modelo demasiado largo.

 PEUGEOT e-3008 (2024)

 PEUGEOT e-3008 (2024)

Este enfoque en el diseño «fastback» no permite un aumento en el volumen del baúl, todavía de 520 litros como el anterior. No hay escasez real de espacio, pero el techo interior pasa cerca de la cabeza. Al menos el asiento ahora se pliega en tres partes y es cómodo. 

 PEUGEOT e-3008 (2024)

 PEUGEOT e-3008 (2024)

Solo hay dos niveles de equipamiento para elegir: «Allure» o «GT». Y es este último el que ofrece los pequeños detalles que no son necesariamente imprescindibles en términos absolutos, pero que sirven a la atmósfera y al espíritu general de este nuevo 3008. Además de la iluminación matricial, los bajos en negro brillante y los emblemas de Peugeot en los guardabarros delanteros para el exterior, destaca en el interior.

En cualquier caso, el interior pretende ser futurista y muy moderno. La gran consola central que se eleva hasta el tablero encierra un poco al conductor, mientras que su apertura lateral derecha da al pasajero una mayor sensación de espacio. Pero este no tendrá un acceso tan fácil a la pantalla central. 

 PEUGEOT e-3008 (2024)

 PEUGEOT e-3008 (2024)

 PEUGEOT e-3008 (2024)

 PEUGEOT e-3008 (2024)

Un gran panel incluye dos pantallas de 10 pulgadas en el nivel de entrada y una pantalla única de 21 pulgadas más sorprendente con navegación conectada integrada en el modelo «GT» (opcional a 800 € en «Allure»). Solo el lado derecho es sensible al tacto. 

Este panel ampliado también va acompañado de una pantalla táctil horizontal en el centro para configurar diez accesos directos a las funciones de su elección (un menú en particular o una emisora de radio, por ejemplo). Los botones físicos están dispuestos armoniosamente, sin obstaculizar el aspecto limpio de sus líneas. Los controles del nuevo volante siguen siendo botones reales que hay que pulsar para activar las funciones relacionadas. 

Por último, si el precio inicial del nuevo 3008 con motor híbrido ligero de 136 CV se fija en 38.490 €, el Peugeot e-3008 parte de 44.990 € (el acabado “GT” requiere 2.000 € más). 

La dotación es muy completa en ambos niveles pero hay una política de agrupación de opciones, con un número reducido y a menudo en paquetes, que lleva a precios altos por cada adición. Por ejemplo, el sistema de advertencia de ángulo muerto requiere un paquete que cuesta 1.250 € en el «GT» y 1.650 € en el «Allure». La tapicería de cuero del «GT» requiere funciones de masaje y ventilación, ajustes eléctricos con soportes laterales ajustables y asientos traseros calefactados, lo que eleva la factura a 2.800 euros. Y las opciones que se ofrecen por sí solas tampoco son baratas: 1.200 € para elegir un color que no sea el azul metálico estándar, 800 € para la bomba de calor, 1.250 € para el techo solar panorámico, 850 € para el sistema de audio Focal solo disponible en «GT». 

¿Tendrá suficiente peso para convencer a la gente del cambio del 3008 a eléctrico? De momento, Peugeot se apoya con el mantenimiento de una oferta de motor de combustión de gasolina, por muy híbrido que sea.

En resumen:
Esta nueva y tercera generación del Peugeot 3008 respeta la tradición de ofrecer formas sorprendentes y bien diferenciadas de la competencia, tanto en el exterior como en el interior. Un sesgo que siempre ha permitido a Sochaux encontrar a sus clientes. El recién llegado añade tecnología 100% eléctrica, sustituyendo la oferta Diésel de la antigua en la gama. Inevitablemente con nuevas limitaciones.

Héctor Daniel Oudkerk (https://diarioautomotor.com.ar/)