Oreca se lanza a los motores de combustión alimentados por hidrógeno

Oreca, propiedad de Hugues de Chaunac ha dada a conocer un proyecto en el que trabaja desde hace varios meses, aprovechando la inauguración de un banco de pruebas de motores especialmente adaptado.

Oreca está poniendo en marcha una idea… el desarrollo de un motor de combustión de hidrógeno, es decir, un motor térmico que utilice hidrógeno como fuente de energía en lugar de gasolina o gasóleo. A diferenciarse del concepto H24, que funciona con pila de combustible y por tanto eléctrico. En este caso, el hidrógeno se inyecta directamente en la cámara de combustión y no en el tubo de admisión. Un regalo del cielo para los amantes del automovilismo que somos…

Oreca se lanza a los motores de combustión alimentados por hidrógeno

Por ello, Oreca ha modificado un motor de 4 cilindros y 2,0 litros desarrollado inicialmente para funcionar con gasolina, para que sea compatible con el hidrógeno

La compañía de Hugues de Chaunac nació en Nièvre, y todavía tiene allí su división de motores, encabezada por el ingeniero Serge Meyer. El 7 de diciembre, Oreca realizó una inauguración con sabor a inédito.

Numerosas personalidades locales acudieron para la ocasión, como el Prefecto de Nièvre Daniel Barnier. Hay que decir que es tan importante para la región como para la empresa que quiere afrontar los retos del mañana de un automovilismo en plena mutación.

«Desde su creación, la búsqueda del rendimiento y el éxito deportivo están inscritos en el ADN de Oreca«, dice Hugues de Chaunac. «Hoy y a través de Oreca Magny-Cours, su división de motores, el Grupo está planeando un nuevo enfoque a gran escala y estamos felices de que los socios institucionales nos estén apoyando. Este proyecto fue recientemente etiquetado por Pôle Vehicule du Futur y cuenta con el apoyo de socios institucionales como el BPI y la región de Bourgogne-Franche-Comté. Su apoyo es una señal de reconocimiento tanto de la experiencia de nuestra empresa como de su papel impulsor en el desarrollo de las tecnologías del mañana».

Oreca se lanza a los motores de combustión alimentados por hidrógeno

 Al mismo tiempo, el equipo de Hughes de Chaunac tuvo que modificar uno de sus cuatro bancos de pruebas de motores para equiparlo con un sistema completo de suministro de hidrógeno. Consta de una plataforma de almacenamiento exterior y un sistema de suministro de hidrógeno al interior de esta bancada. También ha sido equipado con todos los sensores y sistemas de seguridad relacionados con el uso de hidrógeno (zona ATEX). Un banco capaz de probar tanto motores de combustión interna de hidrógeno como cadenas de tracción equipados con pilas de combustible.

A través de este proyecto de motor de combustión de hidrógeno, su objetivo es doble: capitalizar décadas de experiencia del motor de combustión interna en la competición automovilística para continuar su desarrollo adaptándolo a un nuevo energía, hidrógeno, explica el director técnico Rémi Taffin.  Como experto en el campo de la preparación de motores térmicos, también desea formar parte de un proceso de limitación del impacto del carbono.  «Gracias a este proyecto apasionante e innovador, ORECA se compromete concretamente con la transformación tecnológica que debería permitir a todos los jugadores del automovilismo seguir beneficiándose de su pasión gracias a nuevas soluciones energéticas que respondan a los desafíos de la sociedad». 

El bien el Dakar es una apuesta segura para estos motores, se espera que otras disciplinas importantes seguirán rápidamente su ejemplo, de ahí el deseo de Oreca de anticipar una revolución técnica que podría ocurrir mucho más rápido de lo esperado.

Héctor Daniel Oudkerk