La asociación  AGR lleva 25 años luchando contra el dolor de espalda….AGR (Aktion Gesunder Rücken) es una organización alemana independiente fundada en 1995, formada por médicos y especialistas en medicina preventiva y postural cuyo principal objetivo el luchar contra el dolor de espalda. Así, recopilan todo el conocimiento en la materia para prevenir, aliviar y eliminar esta dolencia.

En los últimos años, Opel ha destacado por sus asientos ergonómicos con certificado AGR desde que los ofreciera por primera vez en el Signum en el año 2003. Diecisiete años después, en 2020, la marca continúa ofreciendo dicho certificado, en esta ocasión con las butacas de los Astra, Insignia, Grandland X y Crossland X.

¿Cómo son las butacas de Opel con certificado AGR?
Los asientos tienen el objetivo de evitar dolores de espalda y otros problemas como fatiga, tensiones musculares o incluso dolor de cabeza. Así, una de las claves para conseguir una adecuada postura al volante es que dispongan de múltiples reglajes para adaptarse a todo tipo de fisionomías, desde conductores bajitos hasta los más altos, desde los más delgados hasta los más corpulentos. De hecho, los del Astra cuentan con 8 regulaciones manuales, banqueta extensible y regulación lumbar ajustable en 4 vías y 18 direcciones. Con todo ello, Opel consigue que se adapten a más del 95 % de los conductores.

Otro aspecto a destacar es la denominada climatización pasiva de la butaca, que consiste en usar tejidos transpirables y una espuma lo suficientemente rígida y con perforaciones, que al sentarse el ocupante actúan como unas ventosas, creando una pequeña circulación de aire y eliminando la humedad.

Por otro lado, cuentan con una estructura lo suficientemente rígida y robusta, al igual que la unión del reposacabezas, contribuyendo a que la columna adopte una posición adecuada además de proporcionar una sujeción óptima del torso y la pelvis. Finalmente, elementos opcionales como la calefacción, ventilación o la función de masaje complementan perfectamente a la ergonomía de estos asientos AGR de cara a proporcionar el mayor confort y mimo posible a sus ocupantes.
¿Y cuánto salen? Depende del modelo y los acabados, pero tomando como referencia el Astra, existe un paquete que incluye los asientos ergonómicos AGR deportivos, con todas las regulaciones posibles, acabos en cuero, con calefacción en ambas filas y ventilación solo en la delantera, por el módico precio de 2.850 €.
A pesar de que Opel es la marca que más se ha preocupado en este aspecto, existen otros fabricantes que también cuentan con el sello AGR. Entre ellos podemos encontrar a Mercedes-Benz, Ford, Hyundai para su sub-marca de lujo Genesis, DS o el famoso fabricante de asientos deportivos y competición Recaro.
AGR trabaja con diversas asociaciones y fabricantes, ensayando los productos de uso cotidiano y otorgándole el certificado AGR a aquellos que cumplen con ello, los cuales no son solo asientos de automóvil o sillas de retención infantil, sino que también podemos encontrar calzado, material deportivo, mobiliario o hasta incluso colchones.