El Grupo Volkswagen está a punto de lanzar los nuevos motores 2.0 TDI Evo desarrollo de los actuales motores 2.0 TDI EA288, y serán estrenados por el renovado Volkswagen Passat y por la octava generación del Volkswagen Golf. Sabíamos que estos motores serían excepcionalmente limpios y eficientes y que contarían con novedades como la desconexión variable de cilindros pero además Volkswagen tenía guardado en la manga un as ganador anti-emisiones: la dosificación doble de AdBlue sobre los gases de escape.
Prácticamente todos los vehículos Euro 6 recurren al AdBlue para cumplir con la homologación europea de emisiones. El AdBlue debe ser recargado por el usuario del coche, y de no hacerlo, su coche dejaría de funcionar adecuadamente. Es una obligación a la que miles de conductores ya se han acostumbrado.
La novedad es que los nuevos motores 2.0 TDI Evo tendrán doble inyección de AdBlue sobre los gases de escape. A la salida de los gases del colector de escape se encuentra el primer sistema SCR, situado antes del filtro de partículas. Este sistema no cambia con respecto a los actuales motores, la novedad está en un segundo sistema de reducción catalítica situado en la línea de escape, bajo el habitáculo. A la entrada del mismo se produce una segunda inyección de AdBlue, reduciendo hasta en un 80% la emisión de óxidos de nitrógeno con respecto a los actuales sistemas SCR de los 2.0 TDI EA288.
El cumplimiento de futuras evoluciones de la normativa Euro 6d está garantizado con este sistema, que se acabará extendiendo a otros motores diésel.
Gracias a esta dosis doble de AdBlue las emisiones reales de óxidos de nitrógeno de estos 2.0 TDI Evo serán extremadamente bajas. Como contrapartida, todo apunta a que el consumo de AdBlue de estos motores será superior al de la actual generación de motores. fuente diariomotor.com..