Monza ha sido el lugar elegido por la FIA para presentar el nuevo monoplaza de la F2 de cara al 2018 con la gran novedad de la inclusión del Halo como en la Fórmula 1.
El nuevo monoplaza será propulsado por un motor V6 Turbo de 3,4 litros suministrado por Mecachrome ( Renault llama así a su sección de competición ) y desde el primer día de la GP2 -actual F2-, Mecachrome ha suministrado los motores.
Esta decisión se toma para asemejarse lo máximo posible a la F1, que desde 2014 usa motores con turbo compresor, a diferencia de la F2 actual que usa motores V8 atmosféricos. Desde la FIA y en conjunción con Dallara y Mecachrome, se ha trabajado codo con codo para dar a luz a este nuevo monoplaza.
Una de las cosas que más ha llamado la atención es el Halo, y la FIA es el organismo que ha luchado para implementarlo. Los equipos de la categoría no se han opuesto, y ayudarán en lo que sea necesario para mejorar la seguridad de la categoría.

Charlie Whiting, director de seguridad de la FIA ha dicho «La presentación del nuevo coche de la FIA F2 es un momento importante porque completamos así la piramide evolutiva a nivel de monoplazas desde el karting hasta el pináculo del deporte motor la F1. La estructura de este plan de categorías inferiores es crear una escalera que prepare, a cada paso que se da, a los pilotos para el siguiente paso».
«Para la F2 significa que no sólo hay aun coche que les eduque, también debe ser un coche que permita a los mejores brillar. Este coche ha sido diseñado para tener una mejor estética, así como mejorar la seguridad de los monoplazas para acercarse lo máximo posible a F1».
Bruno Michel, CEO del Campeonato FIA F2 por su parte manifestó  «Estoy encantado de presenar nuestro nuevo coche para los próximos tres años del campeonato de Formula 2 de la FIA. Nuestro objetivo es poner en pista un coche potente, seguro y que sea un desafío para los pilotos. Además, debe permitir los adelantamientos y, gracias a la nueva aerodinámica, este coche potenciará la competición y hará las delicias de nuestros aficionados», ha declarado Bruno Michel, CEO de la categoría».
«Lo más importante de todo es que el F2 de 2018 iguala los estándares de seguridad de la FIA: tenemos buena reputación a nivel de seguridad y ese ha sido el pilar central del diseño. Creo que el F2 2018 es el coche correcto para nuestra siguiente etapa, y será un coche que proveerá de un escalón previo a la F1 claro. De esta forma, los pilotos podrán competir por su deseo: un asiento en la F1».

 Diferencias entre el actual F2 Dallara-Mecachrome V6Turbo 3.4lts y el anterior modelo

 Nuevo motor Mecachrome V6 Turbo de 3,4 lts de cilindrada  elegido luego de una disputa con ILLMOR y AER que también mostraban interés por ser proveedores.