El Land Rover Discovery Sport tendrá un pariente lejano que se llamará Tata Harrier.  

En 2008 el gigante indio Tata adquirió Jaguar Land Rover, anteriormente en manos de Ford, por un precio de 2.300 millones de dólares. Desde entonces las sinergias entre ambos grupos han ido fluyendo y la última iteración es un nuevo todoterreno indio basado en el Land Rover Discovery Sport.
Hasta ahora los modelos de las dos marcas habían guardado cierta independencia, sin compartir sus plataformas, pero parece que esta brecha se va a cerrar con el Tata Harrier que llegará próximamente y que se basa en gran parte en el prototipo Tata H5X presentado a principios de este año. 
Por lo que podemos ver en el teaser lanzado por la marca, el Tata Harrier conservará buena parte de las características del H5X como los grandes pasaruedas, la caída del techo y un frontal poderoso con una protección de los bajos bastante exagerada.
Este Tata Harrier tomará la misma plataforma LandRover-MS/D8 que se utiliza en Jaguar Land Rover para fabricar los Discovery Sport, Jaguar E-Pace y la nueva generación de Range Rover Evoque que está por llegar. A diferencia de las marcas europeas el nuevo Tata se va a limitar a mercados asiáticos, África y Oriente Medio.
Se estima que el Harrier incluya motorizaciones ya conocidas, como los cuatro cilindros de 2.0 litros diésel turboalimentados Ingenium de Jaguar y transmisiones manuales o automáticas con posibilidad de tracción integral.
Además de empezar a utilizar una plataforma notablemente superior en términos técnicos y de seguridad, Tata también empleará con el Harrier por primera vez el nuevo lenguaje de diseño de la marca. Las formas pasarán a ser mucho más modernas, menos orientales y más europeizadas, extendiéndose por el resto de la gama en los próximos años.
Por otra parte Land Rover deja caer el nombre «Road Rover»
Ya hace tiempo existe el rumor sobre la posible llegada de un sedán de lujo a Land Rover, que ahora solo ofrece SUV. La marca inglesa acaba de patentar el nombre «Road Rover», apoyando un poco más este rumor.
La prensa inglesa ya ve un posible competidor del Audi A6 Allroad, por ejemplo. Como hablamos de Land Rover, es muy difícil imaginar un sedán que no sea con capacidad off road, incluso mínima.
Obviamente, la creación de una oficina de propiedad intelectual en el nombre no significa que el coche realmente vea la luz pronto, pero teniendo en cuenta las bajas ventas de su pariente, el Jaguar XJ, habría lugar para una Road Rover en el Grupo Jaguar Land Rover.