Oslo será la primera ciudad del mundo en instalar sistemas de carga inalámbrica para taxis eléctricos. La capital noruega, un país que ya ostenta la primacía de los autos que funcionan con baterías gracias a las políticas de los últimos años, lanzó un proyecto que utilizará tecnología de inducción, con las placas de carga instaladas en el suelo, en las paradas de taxis.
La hoja de ruta a seguir en Noruega…. Desde 2023, todos los taxis de Oslo tendrán que ser de cero emisiones y Noruega quiere que todos los autos nuevos sean eléctricos para 2025. La compañía que opera la red pública de carga Fortum, que trabaja con American Momentum Dynamics y el la administración de la ciudad, ha declarado que el mayor obstáculo para la electrificación de los taxis ha sido hasta ahora la infraestructura, ya que los taxistas necesitan mucho tiempo para encontrar una columna, conectarse y esperar a que el automóvil se recargue. La inducción es más eficiente energéticamente y permite que los autos se carguen mientras se encuentran en las áreas de espera.