Nissan ha lanzado su versión GT-R Nismo 2020, que propondrá varias mejoras derivadas directamente de la GT3 de competición.

En la gama Nissan «Godzilla» como también es conocida la GT-R, ofrecerá una versión Nismo 2020, que hizo su debut en Nueva York. 

Externamente, el carbono está en todas partes (paragolpes delantero y trasero, guardabarros delanteros, capot, techo,baúl , spoiler) para minimizar el peso total del automóvil. Se han restado 10,5 kg, más una reducción de casi 20 kg de otras mejoras y el uso de nuevos componentes. 

Entre estas novedades exteriores la versión de competición está cerca, ya que el GT-R Nismo incorpora defensas delanteras cercanas a la versión GT3, especialmente vistas en el Intercontinental GT Challenge, con el equipo de KCMG. Pero bajo el capot también están los genes de la GT3.
El motor V6 de 3.8 litros está equipado con un turbo doble, cuyo diseño deriva propiamente del GT3, con un diseño de turbina modificada y un número menor de palas que antes. El corazón del GT-R Nismo está acoplado a una nueva caja de cambios de seis velocidades. Finalmente para frenar los japoneses incorporan discos de carbono-cerámica del origen Brembo.