NIO, la start-up china de autos eléctricos, ha lanzado Battery as a Service (BaaS), un modelo de compra que permite adquirir en propiedad sus vehículos cero emisiones pero sin incluir la batería que se alquila a fin de rebajar el precio.

Se trata, por tanto, de una modalidad de compra similar al que ofertaba Renault para el ZOE hasta que en 2019 decidiese eliminar esta opción.

Respecto al servicio BaaS de NIO, la firma explica que una de las grandes ventajas que brinda es la posibilidad de seleccionar el pack de baterías con una capacidad ajustada a las necesidades de cada propietario, y pagar mensualmente en consecuencia.

Además, comprar el auto sin las baterías en propiedad supone un descuento de unos 10.000 u$s para cualquier de sus modelos: el NIO ES8, el ES6 o el flamante EC6 (foto).

El costo del alquiler de la batería de 70 kWh es de 140u$s al mes para la de 84 kWh que se oferta, por ejemplo, para el NIO ES6 Standard, cuya autonomía es de 480 km.

Dicho de otra manera, con los precios anunciados se necesitan prácticamente seis años de alquiler de baterías para que la marca amortice el descuento sobre el precio total del vehículo que propone, con el añadido de que evita los problemas relacionados con la degradación de la batería, la capacidad de actualización de la misma y su devaluación a la hora de intentar revenderla, tal y como recuerda la marca.

La estrategia de proponer las baterías como servicio podría «reducir considerablemente el costo de compra«, aseguran analistas de Credit Suisse al medio Automotive News China.

Para darnos una idea de los precios, el NIO ES6, un SUV del segmento E a medio camino en tamaño entre el Tesla Model Y y Model X, que cuesta 38.500 u$s sin batería en propiedad.