El NIO ET7 llegó para dar pelea a la propia Tesla, y parece que tiene armas para lograrlo.

En China, técnicamente, los precios del sedán ET7 comienzan en 378,000 yuanes (equivalente a u$s 58.380) , pero eso es sin las baterías, que es uno de los componentes más caros del automóvil… en este caso, tendrá que arrendar las baterías al fabricante de automóviles. Alternativamente, puede comprar el ET7 con baterías por 448,000 yuanes (alrededor de u$s 69.200).

El sedán incluye características tan especiales como una «luz trasera de latido del corazón«, un techo de vidrio laminado, asientos con calefacción, ventilación y masaje en ambas filas, un sistema de sonido con 23 parlantes y un Cx de solo 0.23.

El rango para el paquete de baterías estándar de 70 kWh es de más de 500 km y 700 km para el paquete de baterías de 100 kWh y con el paquete de baterías de 150 kWh recientemente introducido, que aumenta a más de 1.000 km. El vehículo tiene una potencia de 644 hp y 850 Nm de torque, y acelera de 0-100 km / h en 3.9 segundos.

El fundador William Li dice que el sedán ET7 puede funcionar con el nuevo sistema de conducción autónoma de la compañía (disponible como suscripción por alrededor de u$s 105 por mes) que cuenta con una resolución de cámara de 8 megapíxeles, en comparación con los 1.2 megapíxeles de Tesla, y chips de procesamiento Nvidia que supuestamente ofrecen 7 veces mayor potencia de procesamiento que la de las computadoras autónomas completas de Tesla. Li también señaló que el ET7 estará equipado con sensores Lidar para permitir que el automóvil perciba mejor su entorno. Esta misma tecnología es la que fue descartada anteriormente por el CEO de Tesla, Elon Musk.

El sensor Lidar cuenta con un láser de 1550 nanómetros, un campo de visión de 120 grados y un alcance de hasta 500 metros. El sistema puede enfocarse dinámicamente en objetos de interés, lo que permite la detección precisa de objetos con precisión milimétrica. Finalmente también contiene un radar de ondas de 5 mm, 12 sensores ultrasónicos y 2 unidades de posicionamiento de alta precisión.

NIO también está trabajando en sistemas para permitir el servicio de cambio de batería más rápido del mundo, llamado Power Swap Station 2.0, que permite un cambio totalmente automatizado en menos de 3 minutos. Durante este proceso, también se realizan comprobaciones de la batería y del sistema. Las estaciones de intercambio de baterías también ocuparían un espacio de alrededor de 3 espacios de estacionamiento, para no ser demasiado intrusivos en las áreas circundantes.

Cada estación tiene capacidad para 13 baterías y podría realizar hasta 312 intercambios por día. Además, los vehículos de NIO podrán estacionarse automáticamente en la estación, y la compañía espera que su número total de estaciones implementadas alcance las 500 para fines de 2021.

Las entregas para el ET7 están programadas para comenzar en China el primer trimestre de 2022, y los pedidos anticipados están actualmente abiertos por un precio de alrededor de u$s 772.