La casa de diseño de automóviles de Londres, Niels van Roij Design, se encarga del proyecto Ferrari Breadvan  y Tesla model S shooting-brake.  

El Ferrari Breadvan es un ejemplar único basado en un Ferrari 250GT. Ahora, la casa de diseño Niels van Roij Design, radicada en Londres, lanzará un modelo de homenaje.

La idea surgió a través de un admirador de la marca italiana, que se puso en contacto con el estudio de diseño para que realizasen este proyecto tan especial. «Consideramos que es un gran privilegio poder honrar al Breadvan a través de esta comisión de un Hommage«, dice Van Roij. “Es una tarea compleja traducir la esencia del legendario original en un diseño contemporáneo. Tenemos la intención de inspirarnos en el original, pero nos aseguraremos de que no estemos limitados por ello en nuestra creatividad”.
El proyecto contará con una nueva carrocería e interior, lo que según los diseñadores, les permite una visión completa de todo el desarrollo: desde el proceso de ideación, el diseño de interiores y de exteriores, hasta la construcción del automóvil final. De momento se desconoce la motorización del modelo de homenaje, pero lo lógico sería contar con un actual motor V12, misma arquitectura que incorpora el modelo original. Lo mejor es que el proceso de evolución se podrá seguir a través de las redes sociales, donde Niels van Roij Design informará todos los viernes sobre el desarrollo y progreso del Breadvan Hommage. 

El Breadvan original tiene sus orígenes en 1961. A finales de ese año, tras arrasar en la F1 con el monoplaza 156 ‘sharknose’, hubo una revuelta en el seno de Ferrari que llevó a varios técnicos a abandonar el seno del equipo con sede en Maranello. Entre ellos estaban el director técnico Carlo Chiti y el jefe de diseño Giotto Bizzarrini. Il caballieri Giovanni Volpi di Misurata les ofreció un trabajo dentro de su equipo de carreras de la Scuderia Serenissima, afincada en Venecia, y con grandes proyectos para 1962.
Volpi tomó la iniciativa de desarrollar un coche único para poder combatir al espectacular Ferrari 250 GTO, coche que había sido diseñado por el propio Bizzarrini. Partiendo de la base de un Ferrari 250 GT SWB, Bizzarrini, junto con el técnico Piero Drogo, marcó la diferencia al crear un automóvil muy aerodinámico. La aparición resultante llevó a la prensa francesa a llamar al auto «La Camionnette», mientras que los periodistas de habla inglesa bautizaron a la creación rebelde como «Breadvan». Se trata de un concepto ‘shooting brake’ ejemplar, en el que no aparece ni un solo símbolo de Ferrari, sólo de la Scuderia Serenissima. 

En relación al segundo proyecto se trata de un Tesla hecho a la medida del estudio del diseñador de autos de 33 años Niels van Roij, quien dirigió al equipo que trabajó en la conversión del Model S en un shooting brake. En una entrevista con Autocar Reino Unido, van Roij, quien ahora dirige su propio estudio de diseño, habló sobre la conversión del Modelo S, su viaje del concepto a la realidad, y sus pensamientos sobre el Modelo S Shooting Brake , que fue presentado a principios de este año. 

Según van Roij, su proyecto Model S Shooting Brake comenzó cuando obtuvo financiamiento de Floris de Raadt, un empresario holandés apasionado por estas brakes. El diseñador de 33 años dijo que a Raddt le complacía financiar el proyecto. Sin embargo, teniendo en cuenta la pasión de De Raadt por las nuevas tecnologías, el vehículo base tenía que ser un Tesla.
«La tecnología avanzada es lo que lo hace funcionar, por eso tuvo que ser un Tesla. Quería dar a entender que estamos al comienzo de una nueva era «, dijo van Roij.
Según la recomendación de de Raadt, van Roij finalmente se asoció con RemetzCar, una empresa automotriz que se especializa en la construcción de automóviles estirados para la familia real de los Países Bajos. RemetzCar tampoco era un extraño para Teslas, ya que la compañía ha diseñado un coche fúnebre Model S en el pasado. Según RemetzCar en su sitio web oficial, la conversión implicó la elaboración de nuevos paneles de aluminio para las caderas extendidas, el nuevo pilar en C, la forma del techo en la parte posterior y los sellos de las ventanas modificados. También se crearon para el vehículo una tercera luz de freno, un limpiaparabrisas trasero oculto y molduras cromadas personalizadas.

Una vez finalizado el proyecto, el vehículo totalmente eléctrico modificado se rebautizó como RemetzCar Model S SB. Según van Roij, planean construir 20 unidades del Modelo S Shooting Brake, aunque él ha declarado que probablemente podrían ganar hasta 30 si el vehículo se vuelve popular.