El mantenimiento de un automóvil es una de las áreas en las que el auto eléctrico parece tener ventajas. Está bien establecido que un vehículo eléctrico requiere menos mantenimiento que su homólogo con motor de combustión interna debido a la simplicidad de sus componentes y el menor costo en cuanto a lubricantes y filtros.

Sin embargo, varios estudios han revelado que algunos componentes se desgastan más rápidamente que en los autos con motor térmico, y ejemplo de ellos son los neumáticos.

Un vehículo eléctrico, debido a su elevado peso, su potencia y el enorme par motor instantáneo que entrega, desgasta mucho más rápido sus neumáticos que uno con motor térmico, según un estudio de la consultora JD Power. 

Y esto es algo desconocido para la mayoría; muchos de los dueños de un eléctrico piensan que los neumáticos durarían tanto como en los coches de combustión interna ya que aspectos como este no se informa por los fabricantes que siempre tienden a minimizar los posibles inconvenientes, como lo hacen al indicar siempre la autonomía máxima WLTP (superior a la que se obtendría en base al consumo medio homologado, el cual ya es de por sí optimista). 

Neumáticos especiales de Bridgestone

La mayoría de modelos eléctricos en el mercado utilizan neumáticos diseñados específicamente para ellos, que deben encontrar un equilibrio entre resistencia, peso y elasticidad sin obstaculizar la autonomía del vehículo ni provocar un ruido excesivo. Esto es una tarea difícil cuando se trata de autos que pesan en torno a las dos toneladas, o más. Además muchos de esos neumáticos, por exigencias del fabricante del coche, son neumáticos de baja resistencia y que suelen tener un mayor desgaste que unos neumáticos más clásicos.

La empresa británica de gestión de flotas Epyx recopiló datos de miles de coches de flotas de empresa y concluyó que el primer cambio de neumáticos en los eléctricos se produce a los 28.955 kilómetros, frente a los 39.672 kilómetro de los híbridos, y los 50.ooo km de los de gasolina y Diésel.

​​Además, el estudio muestra que los costos de cambiar las neumáticos son más elevados en el caso de los eléctricos, con una media de 240 euros. 

Es evidente que los coches eléctricos tienen su lugar en el mercado, y es un lugar que, en principio, irá a más. Aun así, la industria tiene mucho camino por recorrer para concienciar a los clientes sobre los pros y los contras del eléctrico.

El problema, es que en un momento en el que para la mayoría de marcas ya les es bastante difícil hacer que la gente compre coches eléctricos, no hay muchas probabilidades de que un vendedor mencione el mayor costo que supondrán los neumáticos a sus potenciales clientes.

Héctor Daniel Oudkerk (https://diarioautomotor.com.ar/)