Ross Chastain (Chevrolet Camaro del Trackhouse Racing) en Talladega 2022

Fiel a su ritual, Ross Chastain (Chevrolet Camaro) explotó su segunda sandía de la temporada al final de una carrera perfectamente controlada. Pasando de la tierra de Bristol a la interminable cinta de asfalto del Talladega Super Speedway, el óvalo más grande de la temporada con 4,30 km de desarrollo y sus curvas peraltadas de 33 grados es uno de los eventos más esperados de la temporada.

Talladega 2022 largada

A 4 vueltas del final del primer segmento, una violenta frenada de Daniel Hemric provocó la eliminación de los desafortunados duelistas de la última vuelta de Bristol, Chase Briscoe y Tyler Reddick. El tramo finalizó bajo bandera amarilla con la victoria de Bubba Wallace, siempre con un buen comportamiento en estas rápidas vías.

Este mismo Bubba Wallace se vio involucrado más tarde en un Big One, intercalando con Erik Jones al desafortunado Joey Logano que se fue contra la pared antes de regresar a la pista para segar a Ty Dillon y por segunda vuelta a Daniel Suárez, Todd Gilliland y Ricky Stenhouse Jr. El segundo segmento terminó con una demostración de fuerza del Hendrick Motorsports, logrando llevar a William Byron a cosechar su tercer segmento de la temporada.

Las últimas 68 vueltas de carrera en Talladega dieron un giro estratégico, cada piloto se esforzó por posicionarse en la vanguardia sin correr el riesgo de destruir sus posibilidades de victoria en un choque. Muy animoso durante diez vueltas, Erik Jones parecía tener la victoria, pero en los últimos metros de carrera Ross Chastain lanzó la ofensiva sacando a Kyle Larson de su trayectoria que a su vez envió a Kurt Busch contra la pared. Así Chastain (Chevrolet Camaro) pudo correr hacia la victoria por delante de Dillon (Chevrolet Camaro), Kyle Busch (Toyota Camry) y Kyle Larson (Chevrolet Camaro) quienes finalmente firmaron su primer Top 5 en Super Speedway.

Ross Chastain (Chevrolet Camaro del Trackhouse Racing) en Talladega 2022

Se volverá a la pista corta el próximo fin de semana en la Monster Mile de Dover.

Héctor Daniel Oudkerk /