Las primeras pruebas de las 500 Millas de Daytona comienzan esta noche con las calificaciones seguidas de «los Duelos», por lo que es buen momento para informarse sobre la «Great American Race«. La largada de las 500 Millas de Daytona se dará este domingo 19 de febrero a las 14:30 hora local. 

Todo comenzó entre finales de la década de 1940 hasta mediados de la de 1950, cuando los pilotos de carreras estadounidenses más valientes adquirieron la costumbre de venir a competir a las playas de Daytona construyendo la leyenda de la disciplina. El circuito luego tomó la mitad de un tramo de carretera pavimentada y el resto de la playa de Daytona hasta que finalmente en 1959, se inauguró el Daytona International Speedway para albergar la carrera.

Las curvas en el Daytona International Speedway tienen peraltes de 31 grados, lo que permite que los autos superen los 320 km/h. Una pan de jabón que se deja caer desde la parte superior de las curvas puede alcanzar los 50 km/h al final de su descenso.

El circuito tiene un desarrollo de 2,5 millas, o 4,02 km a completar 200 veces para cubrir las famosas 500 millas (804,5 km) que no es poco para ir prácticamente a fondo. Dependiendo de los incidentes de carreras (frecuentes y ansiosamente esperados), la carrera dura entre 3:30 a 4:00 hs.….

Lo curioso es qué hay un lago en medio del óvalo.. es el lago Loyd. Para construir la pista, los trabajadores sacaron tierra del centro del anillo de velocidad, creando un gran agujero que gradualmente se llenó de agua. Una reserva muy preciada para mantener los magníficos céspedes que visten el Infield. 

Con 40 pilotos y tantas personalidades variadas, la elección del candidato es bastante amplia. Hay leyendas como Jimmie Johnson (#84), siete veces campeón de NASCAR que salió de su retiro para codearse con los jóvenes. Están los clásicos chicos malos americanos, esos villanos con buena hinchada, como Kyle Bush (#8) o Ross Chastain (#1). ¡Incluso hay una leyenda del Motocross este año con Travis Pastrana (#67)! Si no puede decidirse, todavía está Chase Elliott (#9), el piloto más popular desde 2018.

Las apuestas dan estos candidatos…

La clave de esta carrera es el «Draft» (ir succionado), típico de Daytona. Conduciendo pegado al auto de adelante, escapas a la resistencia del aire y así vas más rápido gracias al fenómeno de la succión y puedes empujar al coche de delante para que vaya, -aún más rápido, etc. círculo virtuoso de altísimo riesgo porque en caso de desacuerdo entre pilotos, se garantizan accidentes colectivos que el público espera y que los valientes pilotos asumen el riesgo.

¿Cómo pueden los conductores orientarse a tal velocidad, pegados al paragolpes del coche que tienen delante? ¡Gracias a los Spotters! Cada piloto está permanentemente conectado por radio a un ángel guardián colocado en la parte superior de la tribuna principal con una vista completa de la pista. Este observador puede decirle a su conductor que debe hacer en la pista y qué están haciendo los otros autos. También puede advertir al piloto en caso de accidente delante de él y decirle cómo posicionarse en la pista para evitar el contacto.

¿Cómo se establece la parrilla de salida? El modo de clasificación de las 500 Millas de Daytona es exclusivo. En la noche del miércoles 15 de enero, cada piloto tendrá 1 intento para intentar hacerse con la pole position. Los dos pilotos más rápidos al final de esta sesión tendrán garantizado salir en la primera fila al inicio de las 500 Millas de Daytona. Todos los demás tendrán que pasar por las dos carreras clasificatorias el jueves por la noche, los famosos Duelos. Este año con 42 inscritos para 40 plazas disponibles. El show ya comienza con la llegada de los equipos al circuito.

40 autos dando vueltas en círculos durante casi 4 horas, ¿no es aburrido? ¡absolutamente no! .Al comienzo del evento, se ponen en marcha las estrategias para que tengamos fases más tranquilas de la carrera, pero entre las fallas mecánicas, los accidentes, los neumáticos que explotan y, por supuesto, las peleas de ego entre los pilotos, siempre sucede algo en Daytona. Las alianzas entre pilotos de un mismo equipo son tan bonitas pero más frágiles que el cristal. Sobre tal evento, nada está escrito de antemano y las sorpresas son numerosas.

Así que habrá que esperar con ansiedad el domingo para poder el lunes por la mañana poder discutir sobre lo sucedido.

Héctor Daniel Oudkerk

fuente https://www.autohebdo.fr/