Hyundai ha presentado recientemente el i20 y agregó a esa actualización el Hyundai i20 N, una versión deportiva de 204 CV del auto de serie que quiere ser la versión «de calle» del i20 Coupe WRC de competición, aunque no tengan casi nada en común.

Bajo el capot del i20 N nos encontramos con el 1.6 GDi, un 4 cilindros de 1.6 litros de cilindrada sobrealimentado por turbo que desarrolla 204 CV y entrega 275 Nm de par motor disponibles desde 1.750 hasta 4.500 rpm.

Este motor utiliza un turbo y un intercooler mejorados, además de un sistema de inyección de 350 bares y la nueva tecnología de duración de apertura variable de válvulas en continuo (CVVD, por Continuously Variable Valve Duration) de Hyundai. La marca asegura que el CVVD aumenta tanto el rendimiento como la eficiencia en comparación con una configuración convencional.
La caja es una manual de 6 velocidades, con un sistema que ajusta las revoluciones automáticamente en el momento de pasar marcha, y a un diferencial autoblocante mecánico (bautizado N Corner Carving Differential) para controlar la entrega de par a las ruedas delanteras.

Lo bueno del i20 N es que pesa tan solo 1.190 kg y puede acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos y alcanzar los 230 km/h de velocidad máxima.

El chasis del i20 N ha sido modificado con respecto al de un i20 convencional. Cuenta con una serie de componentes rediseñados y cambios en la geometría de la suspensión, además de ser 1 cm más bajo que un i20. Por otra parte, los frenos delanteros son 40 mm más grandes que en el resto de la gama i20.

El i20 N ofrece varios modos de conducción a través de lo que Hyundai llama el sistema de control N Grin. Dispone de cinco modos, incluida una configuración personalizada, que permiten al conductor ajustar la respuesta del motor, el control de estabilidad, la transmisión, la dirección y los parámetros de sonido del escape. El escape, por cierto, incluye tanto una válvula para el escape como un generador de sonido para mejorar el ruido en el habitáculo.
Otros elementos que deberían conferirle un comportamiento más deportivo son la calibración de los frenos para poder frenar con el pie izquierdo, un indicador de desgaste de las pastillas de freno (PWI) y neumáticos 215/40 R18 Pirelli P-Zero “HN” (por “Hyundai N”) desarrollados ex profeso.

La marca asegura que el exterior combina «elementos de la herencia de rally de Hyundai con la última identidad de diseño Sensuous Sportiness de la compañía«. En todo caso, tiene un frontal agresivo y unas luces traseras con una firma lumínica en forma de relámpago.