CEO de Lancia, Luca Napolitano

Es muy pronto para hablar de planes, dice el recientemente nombrado CEO de Lancia, Luca Napolitano, se escuda de inmediato, abriendo una charla con la prensa italiana con motivo de la presentación del restyling del perenne Ypsilon (35 años en el mercado con cuatro generaciones y todavía un líder en ventas hoy segmento B), pero agrega que confía en el desarrollo de una marca que ha sido colocada por Stellantis en el sector premium… habla del posicionamiento de Lancia junto a Alfa Romeo y DS, y que en estando en esa área se espera una posible novedad producida en la gama media-pequeña utilizando la plataforma CMP o tal vez la Giorgio cosa que presagia importantes sinergias con las otras dos marcas para delinear una gama que va mucho más allá del pequeño best-seller actual.
En definitiva, aunque el Ypsilon, recién maquillado, ha sido equipado para mantener sus posiciones un tiempo más, el futuro parece una gama articulada, con modelos diferentes y sobre todo más grandes. Para darle un fundamento realista a este plan están las decisiones estratégicas que acaba de tomar el comandante en jefe de Stellantis, Carlos Tavares.

CEO de Lancia, Luca Napolitano

El propio Napolitano aclara: «Lancia finalmente tiene un representante dentro del grupo de altos ejecutivos de Stellantis, lo que es un indicio muy fuerte de las intenciónes. Combinado con el hecho de que la marca claramente no está identificada en el Ypsilon actual, de lo contrario se habría incluido en el grupo ‘núcleo’, con Citroën y Fiat, mientras que se posiciona en el grupo ‘premium’ junto con DS y Alfa, que es una buena señal sobre las perspectivas de futuro«.
El CEO Luca Napolitano agrega que se ha enamorado de estas perspectivas. “Soy un entusiasta de los coches y luego trabajé en Lancia. Así que tengo varias ideas que todavía no puedo revelar. Lo que puedo decir es que el cliente del mañana no será la simple evolución del cliente de hoy. Simplificando, hoy es 75% mujeres y compra máquinas de menos de cuatro metros. Si tenemos en cuenta que el 10% de ellos cambia de coche cada año y la mitad de ellos son fieles a la marca Lancia, está claro que se trata de un legado que no debe perderse. Pero entendemos que el cliente de la marca que imaginamos, respetado en el mercado premium, será en parte diferente ”. Una audiencia aún por estudiar, según Napolitano: será necesario entender sus expectativas y ver cómo se pueden cumplir. “Y esto”, continúa, “se reflejará en el posicionamiento de futuros productos”.
En cuanto a la geografía, hoy Lancia tiene un radio de acción que, de hecho, ni siquiera cruza los Alpes, pero el objetivo, sin embargo, partiendo de Italia, donde tiene sus raíces, es intentar aprovechar también las oportunidades que se presenten. más allá de la frontera nacional. “No es cierto”, dice el consejero delegado, “que nadie conoce a Lancia en el exterior, hay mercados en los que le ha ido muy bien, estoy pensando en Francia, Bélgica, Grecia y por qué no Argentina…, y donde si se le reconoce. Los franceses en particular tienen una imagen muy alta de ello. Luego hay que ver cómo salir al exterior, tal vez se pueda hacer con métodos de venta poco convencionales ”.

Por supuesto, el alcance más amplio no solo concierne a la distribución geográfica o el tipo de clientes, sino también a la cartera de productos. Y si Napolitano espera que Ypsilon de alguna manera encuentre un heredero, enfatiza especialmente las oportunidades sinérgicas dentro del área premium. “Si nos han colocado junto a Alfa y DS, haremos algo con ellos. Y si miramos sus respectivas posiciones, creo que Lancia puede encontrar fácilmente la suya. Ahora bien, simplificando, si Alfa es rendimiento y deportividad y DS el Louis Vuitton del coche, seguramente para nosotros la elegancia, o el estilo italiano atemporal, y la innovación tecnológica son dos valores de marca muy relevantes ”.

Sobre el uso de las plataformas, que incluyen, recordamos, también existe la Giorgio en el que se construyen los Alfa Romeo Giulia y Stelvio,y más abajo en el rango, está la CMP del ahora ex grupo PSA. “Hoy nacen 208 y Corsa, luego DS 3, Mokka y 2008. Estamos hablando de cinco coches que, por diferentes motivos, son muy apreciados en el mercado. ¿Veo oportunidades para Lancia? Por supuesto que sí. Entonces, sobre cómo podemos interpretar el tema, hatchback más tradicional o más crossover, está todo por definir. Así como el horizonte temporal: mejor hacer las cosas bien que apresurarse ”, comenta el gerente. Tal vez por eso los primeros tres autos que serán construidos, en la fábrica polaca de Tychy, sobre la plataforma CMP, llevarán las marcas Alfa, Fiat y Jeep, pero no Lancia.

Cuando se le preguntó sobre una variante eléctrica del Ypsilon, que utiliza la plataforma Fiat Nuova 500, Napolitano respondió: «La electrificación es un camino en el que todos estamos. Pero más que el 500 en Mirafiori, miraría precisamente la arquitectura francesa«.

fuente: https://www.quattroruote.it