En los últimos años, la empresa Symbio ha desarrollado un power-train eléctrico convencional a batería pero combinado con un extensor de autonomía con fuel cell de hidrógeno. En asociación con Renault y Nissan, esta arquitectura se ha implementado en Kangoo Z.E. y e-NV200. A partir de ahora, el rombo incluye oficialmente en su catálogo utilidades equipadas con esta tecnología.

Con 110 a 150 kilómetros de autonomía real con una batería, generalmente es en gran medida suficiente solo para recorridos locales en un territorio pequeño.

Pero cuando se trata de moverse a través de una región y más allá, o circular sin posibilidades de hacer una carga rápida en las camionetas ZE, los profesionales tuvieron que recurrir a otras soluciones como fué integrar la extensión de autonomía desarrollada por Symbio al Renault Kangoo y el Master Z.E. Las fuel cell alimentadas por hidrógeno tiene un rango WLTP (en proceso de homologación) del orden de 350 km, compatible con un uso más intensivo.
El sistema de extensión de alcance agregado a la alimentación por baterías , no es más que una celda de combustible que combina con el oxígeno presente en el aire con el hidrógeno contenido en los tanques, para producir electricidad para alimentar el motor eléctrico original montado en Kangoo y Master Z.E. cuando las baterías se agotan.
En Francia, la red de reabastecimiento de combustible H2, aunque insuficiente hasta el día de hoy, pero se está desarrollando. 
Los tanques se llenan en 5 a 10 minutos practicamente como los de GNC.
En el Kangoo Z.E. el equipo de hidrógeno tiene sobrepeso en 110 kilogramos (alarga 230 km la autonomía) y en el Master Z.E. que tiene colocados debajo de la caja 2 tanques el sobrepeso es de 200 kg. (más 350 Km

Fuente: automobile-propre.com