Yanninck Jadot, diputado europeo por EELV –Europe Écologie Les Verts–, ha puesto en marcha una iniciativa, no en contra directa de estos vehículos, pero sí para prohibir la publicidad de los vehículos SUV.

Para Jaddot, estos vehículos «neutralizan» los intentos del sector del automóvil para reducir las emisiones de dióxido de carbono –CO2–. Los avances obtenidos en el rendimiento y menor consumo de los motores quedarían neutralizados por el mayor peso y peor aerodinámica de estos vehículos.

Un estudio de la Agencia Internacional de Energía –AIE– señala que estos coches, cada vez más numerosos en el mercado, son la segunda causa del aumento de las emisiones de CO2 en el mundo en lo que llevamos de década.

«Es necesario prohibir la publicidad de estos coches, aunque sé que ésta es muy importante para los medios de comunicación«, indicó Jadot. El diputado hizo hincapié en que no busca la prohibición de estos coches, porque no quiere definir ni la forma ni el peso de los automóviles, pero señaló que al imponer una reglamentación muy severa en cuanto a emisiones de CO2 y Óxidos de nitrógeno –NOx–, «seguro que las formas de los coches cambian».

Las marcas han apostado por los SUV de forma masiva porque las preferencias del público se dirigen hacia este tipo de vehículos, de forma que se han transformado en los más rentables para las marcas. Más del 50% de las ventas de automóviles corresponden a este tipo de modelos.
La iniciativa recuerda bastante a lo que en su día se hizo con el mundo del tabaco. No se prohibió el producto, pero sí su publicidad. Fue un primer paso que ahora se ha extendido a la prohibición de fumar en establecimientos públicos no al aire libre y que parece querer extenderse a los eventos deportivos o el interior de los automóviles.

fuente SoyMotor.com