El aspecto «brillante» y cambios de colores en los neumáticos de Fórmula 1 para 2019
Pirelli ha simplificado los nombres, ha introducido nuevos compuestos de lluvia y ha modificado las temperaturas, presiones y sobre todo la ventana de funcionamiento de sus neumáticos para 2019. ¡Y ahora además brillan!
Pirelli ha arrancado su novena temporada como suministrador único de neumáticos de la Fórmula 1 y ha realizado diversos cambios enfocados a mejorar el funcionamiento de sus neumáticos y a evitar que los pilotos tengan que disputar las carreras ‘ahorrando’ goma.
Lo más novedoso es una película brillante que cubre los neumáticos de 2019 como resultado de un nuevo método de producción que se utiliza para ayudar a eliminar las imperfecciones. Ese cambio en la apariencia de los Pirelli se debe a que el fabricante ha cambiado su producción usando un molde de cromo para asegurar que los neumáticos más blandos tengan una mejor superficie.
«A veces se ven pequeñas imperfecciones en la banda de rodadura por esa adhesión entre el compuesto y los moldes. Fuera del pitlane no cambiará nada, y aunque la tecnología con los nuevos moldes es mejor, la especificación no cambia«.
Una decisión tomada para el nuevo curso ha sido reducir la temperatura máxima de las mantas de los neumáticos traseros a 80º C, mientras que la temperatura de las delanteras se mantendrá en 100º C. Se ha realizado esto con el objetivo de ayudar a calentar las delanteras y de reducir el graining (ampollas). Para ello también han tenido que reducir la presión de inflado de los neumáticos traseros.
En los test de Barcelona, según datos aportados por el propio Mario Isola, director de Pirelli F1, se puede medir en 2 PSI.
Las temperaturas de funcionamiento de los neumáticos han cambiado para este año. Respecto a los Pirelli de 2018, son 10 grados más altas para evitar el riesgo de sobrecalentamiento. Esto, en teoría, permitirá que todos los neumáticos tengan una ventana de uso más amplia y que los pilotos puedan exprimir el potencial del coche sin tener que gestionar el ritmo para que sus relevos duren más.

Como ya se anunció, esta temporada los italianos han querido simplificar el nombre de los cinco compuestos disponibles. Cada carrera se lucirán solo tres colores: blanco (neumático más duro para esa cita), amarillo (medio) y rojo (neumático más blando para ese gran premio).
Lejos de los difíciles nombres, este año se denominan compuesto 1, compuesto 2, compuesto 3, compuesto 4 y compuesto 5, del más duro al más blando. El «problema» es que en los test están los cinco compuestos, pero para didefenciarlos los neumáticos que no lleven marca son prototipos que se están probando para el futuro, aunque la marca italiana revelará en breves un calendario de pruebas para 2020.
Según el fabricante, los de lluvia extrema cuentan con «un perfil rediseñado que ofrece una mayor resistencia al aquaplaning y una mejor conducción».