Lightyear presentó el año pasado su Lightyear One (1), un auto eléctrico con paneles foto voltaicos en el techo-capot y que promete hasta 725 kilómetros de rango aportando la autonomía extra del sol a su batería.
Pero por ahora la compañía está testeando esta tecnología en entornos más reales como lo es el Tesla Model 3 asegurando que ha podido integrar su techo solar eléctrico sin problemas sobre el mismo y que su objetivo es doble: por un lado, tener su sistema para listo para cuando llegue el Lightyear One y, por otro, poder incorporar el panel en otros vehículos eléctricos.

Lightyear se ha aliado con la química DSM, también holandesa y gracias a ello ya podemos ver un Tesla Model 3 por las inmediaciones de la sede de Lightyear, en la ciudad de Helmond (Países Bajos). Según la firma, servirá para comprobar su rendimiento solar, el impacto de las vibraciones, la impermeabilidad o su capacidad de absorción de choque en caso de impacto. En definitiva, garantizar que su sistema es fiable y seguro para su aplicación en cualquier vehículo.

Según Lightyear, sus células fotovoltaicas proporcionan a las baterías aproximadamente un 20 % más de energía eléctrica que otros sistemas, ofreciendo por cada hora de exposición cerca de 12 kilómetros de autonomía.
(1) Lightyear One…cuando llegue sus paneles solares ya habrán sideo probados sobre un Tesla 3.