A un mes de su debut, la Scuderia Cameron Glickenhaus sigue preparando el 004C GT3 para el que será la verdad en competición, durante las 24 Horas de Nürburgring.

El Circuito de Monza es uno de esos lugares perfectos para continuar con los test, especialmente para poner a prueba la velocidad y el paso por curva del modelo, especialmente después de que el equipo ya hiciera en el pasado el famoso y vital test de las 30 horas, para asegurarse de que todos los elementos están listos para afrontar el esfuerzo que supone una carrera de resistencia de este tipo.

El SCG 004C GT3 utiliza un motor V8 de 6.2 litros origen GM y desarrollado por Autotecnica, la colaboración de Podium Advanced Technologies en el proyecto y un esquema de suspensiones push-rod que recuerda en parte a la empleada por Koenigsegg en algunos de sus deportivos. Se lo ve muy bien…veremos cómo responde frente a sus rivales.