Lo máximo para cualquier marca de coches deportivos es la competición. Demostrar sus capacidades en eventos deportivos de nivel mundial llega a volverse una obsesión para las marcas, por pequeñas que sean. Koenigsegg tanto como su archirrival Pagani parecen resistirse a esta tendencia, aunque esto podría cambiar….
La irrupción de la categoría Hypercars dentro del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) podría haber dejado una puerta abierta para que el fabricante sueco se lanzase a la aventura. La nueva normativa anunciada por la FIA en junio permitirá a los supercoches de calle verse las caras en sustitución de la categoría LMP1, así que las marcas ya se están posicionando al respecto.
«Nos encantaría poder correr en esta categoría«, ha asegurado el lenguaraz Christian von Koenigsegg. Su marca no cuenta con un equipo deportivo hasta la fecha y lo más cerca que estuvieron de competir fue en la categoría GT1 de las 24 Horas de Le Mans. En 2007 presentaron el Koenigsegg CCGT que vemos en estas fotografíads pero antes de que pudiera competir, la FIA cambió el reglamento y se quedó fuera de juego. Desde entonces no han vuelto a intentarlo.
Según informan en TopGear, el propio Christian von Koenigsegg habría confirmado su intención de llevar sus coches a las carreras para enfrentarlos contra otras «vacas sagradas» de la talla de Aston Martin Valkyrie AMR Pro, Mercedes-AMG Project ONE, McLaren Senna o Toyota GR Super Sport.
En palabras de Koenigsegg es una gran noticia la irrupción de esta nueva categoría: «Estamos emocionados con las posibilidades que se abren ante nosotros. Aún tenemos que ver cómo se estructura el reglamento, pero lo estamos siguiendo muy de cerca«.
La nueva normativa apuntaría a que los coches de producción más rápidos del mundo deberán equipar un sistema de propulsión híbrido y KERS para participar en esta nueva categoría, mientras que la elección del apartado térmodinámico será libre mientras que reciba el visto bueno de la federación.

De momento Koenigsegg se ha dedicado a romper récords de velocidad con una aparente soltura, batiendo a todo un peso pesado como el Bugatti Chiron en sus propias medidas y sin rehuir el enfrentamiento. ¿Veremos un Koenigsegg Regera de carreras? Pagani seguirá sus pasos?