El Jeep Avenger e-Hybrid es una versión del pequeño SUV de gasolina con «una pizca» de tecnología eléctrica. No lo elegiríamos solo por su tren motriz (las diferencias no son lo suficientemente significativas), pero si desea un pequeño SUV con caja automática puede ser bueno (El de gasolina viene con caja manual) o bien para aquellos países donde lo híbrido tiene ventajas de circulación o impositivas.

Jeep Avenger e-Hybrid 2024

En su lanzamiento el año pasado, el Jeep Avenger solo se ofrecía como eléctrico y por lo que se decía en ese momento, no había planes para agregar motores de gasolina. (ver 1)

Pero a medida que el mercado maduró y el apetito por los eléctricos bajó, los jefes de Stellantis se vieron obligados a reevaluar su estrategia. De hecho, el jefe de marca de Jeep en Europa, Eric Laforge, admitió abiertamente lo importante que es la «libertad de elección» para sus clientes, reconociendo que algunos pueden «sentirse aún no preparados para unirse a lo eléctrico«.

Por lo tanto agregaron al eléctrico dos modelos con motor de combustión, uno simple y otro con una hibridación suave.

Es así que el Avenger ahora se ofrece ahora con un tren motriz e-Hybrid compuesto por el conocido motor de gasolina PureTech de 1.2 litros de origen Stellantis (con cadena en vez de la correa en baño de acite) acoplado a un motor eléctrico de 28 CV e integrado en una caja de cambios automática de doble embrague de seis velocidades. El automóvil tiene un arrancador de correa de 48 voltios con la batería de 0,9 kWh bajo el asiento del conductor.  Puede ser eléctrico puro solo en las maniobras a muy baja velocidad, reduciendo el consumo medio de combustible en un 13 % (esto último algo optimista).

Este modelo e-Hybrid se sitúa por encima del  gasolina base, que sólo viene con una caja de cambios manual de seis velocidades. Por lo tanto, en efecto, se está pagando alrededor de 2.000 euros por una transmisión automática y la tecnología mild-hybrid.

La mejora de la eficiencia es lo que se publicita. El motor eléctrico y la batería añadidos añaden 60 kg al peso de un Avenger, por lo que no hay mejoras en el rendimiento, de hecho, el e-Hybrid es 0,3 segundos más lento a 100 kph que el de gasolina pura. 

En la carretera, la transición entre la gasolina y el eléctrico es casi imperceptible: sin el cuadro de instrumentos digital que lo anuncia, sería difícil saber cuándo se apaga o no el motor, aunque el ruido habitual de tres cilindros aparece cada vez que se pisa el acelerador.

La caja de cambios es eficiente y permite tomar el control usando las levas montadas en el volante manteniendo las marchas un poco más en el modo Sport.

Jeep dice que puede hacer el 20 por ciento con energía eléctrica. Solo hay un nivel de frenado regenerativo, lo que significa que a veces es bueno y en otros un poco intrusivo. En la autopista, por ejemplo, ralentizará más agresivamente de lo que te gustaría, debido al hecho de que no hay forma de deslizarse sin devolver la energía a la batería. Igualmente frustrante es el hecho de que nunca es lo suficientemente fuerte como para proporcionar una conducción con un solo pedal.

La línea e-Hybrid se ofrece en las especificaciones Longitude, Altitude y Summit.

Los Longitude  (desde 25.300 euros) ya vienen con llantas de aleación de 16 pulgadas, luces full LED y placas protectoras grises, mientras que en el interior hay asientos de tela y un par de pantallas: siete pulgadas para la pantalla del conductor y una unidad más grande de 10,25 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento. También está repleto de un kit de seguridad que incluye frenado autónomo de emergencia, reconocimiento de señales de tráfico y asistente de mantenimiento de carril.

La Altitude  aumenta el tamaño de la rueda a 17 pulgadas, cambia las placas protectoras grises por plateadas y trae tela ‘premium’ al interior. También tiene climatizador, crucero adaptativo y un grupo de instrumentos digitales más grande de 10..25 pulgadas.

Finalmente la Summit trae las llantas más grandes de 18 pulgadas, luces LED traseras y vidrio de privacidad. El kit interior se refuerza con asientos delanteros con calefacción, carga inalámbrica de teléfonos, una cámara de visión trasera y un portón trasero automático, además de sistemas adicionales de asistencia al conductor.

Jeep Avenger e-Hybrid 2024

Jeep Avenger e-Hybrid 2024

La calidad percibida es solo aceptable con plásticos ásperos en la parte superior de las puertas y las partes inferiores de la cabina. Las pantallas son lo suficientemente sensibles, pero los gráficos están a la par en esta parte del mercado. 

Jeep Avenger e-Hybrid 2024

La posición de esa pequeña batería bajo el asiento del conductor significa que el espacio interior no se ve afectado, pero los asientos traseros permanecen justos para los adultos más altos. El baúl de 380 litros es idéntico al de gasolina puro y 25 litros más grande que el del EV.

Jeep Avenger e-Hybrid 2024

Jeep Avenger e-Hybrid 2024

Héctor Daniel Oudkerk (https://diarioautomotor.com.ar/)

(1) Jeep Avenger / Stellantis eligió el Salón del Automóvil de París para presentar el primer modelo eléctrico de Jeep. – Diario automotor