Jaguar Land Rover ha desarrollado una nueva pantalla táctil equipada de un sistema llamado Predictive Touch, desarrollado en colaboración con un equipo de la Universidad de Cambridge. Utiliza sensores para predecir qué área de la pantalla el usuario quiere tocar, pero sin necesidad de llegar a tocar la pantalla. Solo hay que señalar lo que se quiere tocar.
Para Jaguar Land Rover, el hecho de no tocar la pantalla reduce los riesgos de transmisión de bacterias y virus, como la covid-19 para mejorar la limpieza y seguridad del vehículo.
Pero no es el único aspecto interesante de esta pantalla. El fabricante inglés asegura que además permite reducir el tiempo de uso de la pantalla táctil por parte de los conductores hasta en un 50%, lo que reduce el tiempo que los conductores no miran la carretera y reduce así el riesgo de accidentes.
Habida cuenta de lo peligroso que resulta tener que acceder a una pantalla táctil para activar algunas funciones en muchos vehículos, habrá que esperar a ver si este sistema es realmente es más intuitivo. 
Jaguar Land Rover ha desarrollado una nueva pantalla táctil equipada de un sistema llamado Predictive Touch, desarrollado en colaboración con un equipo de la Universidad de Cambridge. Utiliza sensores para predecir qué área de la pantalla el usuario quiere tocar, pero sin necesidad de llegar a tocar la pantalla. Solo hay que señalar lo que se quiere tocar.
A diferencia de otros sistemas basados en los gestos, como el que se encuentra en los modelos actuales del Grupo Volkswagen o de BMW, este sistema va más allá de simples gestos de izquierda a derecha y de arriba a abajo.
Es un complemento del uso de controles por voz con Inteligencia Artificial o como mínimo con Machine Learning, al estilo del “hola, hola” del nuevo SEAT León o del “hola, Mercedes” de Mercedes-Benz que permiten reducir notablemente las veces que tocamos la pantalla táctil, especialmente para funciones básicas, como subir o bajar el volumen de la música, o la temperatura del climatizador. Y sobre todo, permiten mantener la mirada en la carretera.