Especialista en monstruosos todoterreno basados ​​en Defender, la británica Bowler ingresa al redil del grupo Jaguar Land Rover SVO

Jaguar Land Rover ha adquirido así a uno de los preparadores más importantes dedicados al Defender. Browler basó su actividad en el anterior Defender al que le colocaba un chasis tubular y un V8 junto a varios juguetes sumamente locos.

Los lazos entre las dos compañías no son nuevos. En 2012, Bowler y Land Rover formaron una asociación para lanzar el Defender Challenge de Bowler, y Bowler siempre ha utilizado a los Land Rover para sus autos de carreras, además de preparar a los Defender para el rally-raid y competiciones off-road desde 1985.

Dentro de JLR, Bowler se convierte en la cuarta división del departamento SVO (Special Vehicle Operations) junto con la de preparación (SV), la de personalización y los vehículos clásicos. «Durante casi 35 años, el nombre de Bowler ha sido sinónimo de éxito e innovación, con una reputación que se ha construido en las competencias off-road más duras que existen«, dice Michael van der Sande, jefe de SVO. «Es emocionante vernos en condiciones de participar en el futuro de la marca Bowler y apoyarla como parte del Jaguar Land Rover. «