Scott Dixon ganó las tres primeras carreras de un campeonato cosa que no ocurría en la IndyCar desde hace 14 años.
Aparte del buen ritmo de la primera mitad del recorrido y la sucesión de banderas amarillas , fue el trabajo de los pits lo que le valió la victoria a Dixon.
Luego de mantenerse en séptimo lugar a la mitad del recorrido, el piloto del Chip Ganassi Racing le hizo un undercut brillante a cuatro coches y se benefició de los problemas de Josef Newgarden en el segundo ciclo de detenciones para colocarse segundo.

En la ronda final de pit stops, que ocurrió bajo bandera amarilla, le ganó la partida a Will Power y en el sprint final de ocho giros, Dixon logró la victoria de 2.5 segundos.



Palou (#55) le quitó el podio a Hunter-Reay en el reinicio final
Palou le quitó el tercer sitio en el último rearranque a Ryan Hunter-Reay, y ahí se mantuvo hasta la conclusión.

El campeón de 2012 y Colton Herta completaron el Top 5, adelante de Ferrucci y Graham Rahal, cuyas esperanzas de ganar se esfumaron cuando, en su primer pit stop, la manguera no funcionó y lo hizo caer de segundo a 11º.