MILÁN (Reuters) – Fabricar el nuevo SUV pequeño Alfa Romeo Milano en Polonia en lugar de Italia reducirá su precio en 10.000 euros, dijo el CEO de Stellantis, Carlos Tavares.

El Milano, el primer vehículo totalmente eléctrico de Alfa Romeo, es también el primer modelo que se ensambla fuera de Italia desde la fundación del fabricante de automóviles en 1910. ( Nde la R: Ya se habían fabricado Alfa Romeo en Brasil por los años 70).  Se fabricará en Tychy, Polonia, junto con dos modelos hermanos, el Fiat 600 y el Jeep Avenger con los cuales comparte todo desde plataforma a motores salvo la carrocería.

El tema es delicado porque Tavares se ha enfrentado con el gobierno italiano y los sindicatos por el volumen de producción que Stellantis controlada por los franceses dedica a Italia.

«Si se hubiera construido en Italia, un Milano habría partido de unos 40.000 euros en lugar de 30.000 euros, lo que limitaría su potencial en el mercado«, dijo Tavares durante una mesa redonda en Milán en el lanzamiento del nuevo modelo sin medir si el Milano será igual de aceptado al no ser prácticamente un verdadero Alfa.

Tavares para calmar los ánimos de Goirgia Meloni confirmó que la próxima generación del SUV mediano Stelvio, prevista para 2025, y el sedán mediano Giulia, previsto para 2026, seguirán fabricándose en Cassino, en el centro de Italia. Stellantis invertirá allí más de 100 millones de euros para instalar la producción europea de su nueva plataforma STLA Large.

Tavares dijo que Stellantis había recibido una solicitud para vender Alfa Romeo, pero la rechazó porque la marca ha vuelto a ser rentable en los últimos años. También dijo que un fabricante de automóviles chino está interesado en comprar una de las tres marcas francesas de Stellantis (Citroën, DS y Peugeot). Se negó a compartir los nombres de las empresas que hicieron las consultas.

Alfa Romeo generó beneficios pese a un volumen relativamente bajo. Las ventas globales en 2023 fueron de 70.500, según cifras de JATO Dynamics, lo que significa que el beneficio por vehículo fue de unos 7.100 euros.

Tavares ha enfatizado durante mucho tiempo «el valor sobre el volumen«, y dijo que los ingresos netos son siempre el foco en las reuniones del grupo en lugar de los objetivos de ventas. Pero reconoce que «Cuando comienzas a presionar por el volumen, comienzas a destruir los cimientos de una marca premium«, dijo,

Héctor Daniel Oudkerk (https://diarioautomotor.com.ar/)