Renault Moscow Plant

Renault transferirá su participación en AvtoVAZ, el fabricante de Lada, al Instituto de Investigación Automotriz Rusa, NAMI, dijo el miércoles el fabricante de automóviles francés.

Según Reuters, el NAMI adquirirá la participación del 68 por ciento de Renault por un simbólico 1 rublo, que a partir de hoy vale poco menos de 1,4 centavos estadounidenses. El NAMI fue fundado hace más de un siglo y es la principal organización científica del país en el campo del desarrollo de la industria automotriz. En el pasado, NAMI ha sido responsable de diseñar y construir múltiples modelos de automóviles, pero su último diseño y quizás el más notable sea la limusina Aurus Senat del presidente Vladimir Putin.

La transferencia es uno de los últimos ejemplos de instituciones rusas que compran empresas occidentales por centavos, en medio de un éxodo masivo del mercado.

El acuerdo fue informado por primera vez por las agencias de noticias rusas por el Ministro de Comercio, Denis Manturov. Renault aún tendrá la oportunidad de readquirir AvtoVAZ dentro de cinco o seis años si así lo desea, pero a un costo significativamente mayor que 1 rublo según el Ministro de Comercio. “Si durante este período hacemos inversiones, eso se tendrá en cuenta en lo que respecta al costo. Aquí no habrá regalos”, dijo Manturov.

Además de la transferencia de participación, la fábrica de Renault en Moscú que fabrica automóviles de la marca Renault y Nissan también se venderá al gobierno Ruso.

Renault Moscow Plant

Más de 750 empresas han anunciado la suspensión de sus operaciones en Rusia debido a la invasión de Ucrania el 24 de febrero, lo que ha llevado a que miles de millones de dólares en activos puedan ser repatriados por el país.

La participación de Renault en AvtoVAZ comenzó en 2008 con una participación inicial del 25%, con un valor de más de mil millones de dólares. La marca fue aumentando paulatinamente su participación en el fabricante de automóviles ruso hasta que se consolidó por completo en su balance en 2017.

Con una participación tan grande, Renault es la marca occidental más expuesta a Rusia y recientemente anunció que suspendería sus operaciones en el país en medio de la presión de los gobiernos y del público.

Ni Renault ni el gobierno francés, que posee una participación del 15 por ciento en el fabricante de automóviles, ofrecieron comentarios inmediatos sobre la transferencia, pero las pérdidas para los franceses son multimillonarias.

Héctor Daniel Oudkerk /