Hyundai acaba de presentar en EEUU la nueva generación de uno de sus productos estrella, a nivel mundial, el Hyundai Sonata y a la vez hermanado – aunque no es exactamente el mismo producto – con el Hyundai i40 global. 
El sedán de Hyundai que hará temblar a las premium alemanas y apuesta por dar una vuelta de tuerca al concepto y la filosofía del Hyundai Sonata, un sedán medio que se enclavaba en una de las categorías más populares, y a la vez reñidas, de mercados como el estadounidense. 

Hyundai ha transformado el Sonata en lo que la propia marca define como un coupé de cuatro puertas que, obviamente, y evitando eslóganes publicitarios, no es otra cosa que un sedán con una línea mucho más estilizada, con una caída del techo más suave y hasta un voladizo posterior corto.
Este Hyundai Sonata es un producto enfocado para mercados como el de Estados Unidos, pero su relación con el i40  hace suponer que el diseño de la próxima generación del i40 será muy similar.
Nos encontramos con un Hyundai Sonata que es más bajo, más ancho y más largo. Resultan especialmente interesantes detalles como el de sus faros, que durante el día, cuando la iluminación principal está apagada, se oscurecen para camuflarse en la carrocería, aunque su contorno queda delimitado por la iluminación diurna, en forma de bumerán, y como prolongación de los cromados que marcan la línea lateral.
No sabemos si el Hyundai Sonata marcará la línea a seguir por el nuevo Hyundai i40. En cualquier caso, y a juzgar por lo visto en estas imágenes, sería una sorpresa realmente agradable que viéramos este automóvil fuera del mercado americano-canadiense.