BMW ha anunciado planes para lanzar una versión impulsada por hidrógeno del X5 actual en 2022, que se ofrecerá en un número limitado.
Como se anunció el año pasado, BMW ofrecerá una serie limitada del BMW i Hydrogen NEXT basado en el X5 Sports Activity Vehicle.
En el último salón del automóvil de IAA Frankfurt celebrado en septiembre de 2019, BMW ofreció un vistazo al futuro tren motriz y tecnologías de movilidad. Además de las opciones híbridas y eléctricas enchufables ya habituales, los bávaros también están allanando el camino para el desarrollo de una tecnología sostenible de pila de combustible de hidrógeno con el estudio de un futuro vehículo eléctrico de pila de combustible (o FCEV).
El showcar BMW i Hydrogen NEXT nos dio una breve vista previa sobre el potencial del accionamiento eléctrico de celda de combustible, que se espera que se implemente más en automóviles de producción en masa en un horizonte temporal de hasta 5-6 años.
Los BMW eléctricos impulsados ​​por hidrógeno siguen siendo una posibilidad futura lejana, ya que en este momento, la infraestructura de reabastecimiento de combustible y los precios del combustible de hidrógeno aún no son lo suficientemente competitivos y atractivos como para justificar una introducción temprana en el mercado masivo de tales vehículos.
Volviendo a los días actuales, BMW Group estima que la celda de combustible de hidrógeno se convertirá en una alternativa de movilidad factible para 2024 o 2025, cuando el conglomerado automotriz pronostica introducir tales modelos en la producción en serie.
Como se reveló el otoño pasado, BMW Group ya está trabajando arduamente en el desarrollo de la segunda generación de su tecnología de propulsión de celdas de combustible de hidrógeno, en estrecha colaboración con Toyota. El gigante automotriz japonés tiene un sólido conocimiento y experiencia en la construcción de FCEV, siendo el modelo Mirai el mejor ejemplo a este respecto.
Además, se espera que la autonomía de los FCEVs exceda el de los autos eléctricos puros similares, lo que ayuda a reducir la ansiedad por el rango (los conductores de los 100% eléctricos viven mirando las rayitas de consumo..). Sin mencionar un rápido tiempo de reabastecimiento de combustible que podría ser habilitado por la pila de combustible de hidrógeno, comparable al tiempo de reabastecimiento actual necesario para los vehículos convencionales impulsados ​​por ICE.
El reabastecimiento de combustible de los tanques con hidrógeno tomará de 3 a 4 minutos y el vehículo no emitirá más que vapores de agua.

«Este tren motriz eléctrico de pila de combustible de hidrógeno se pondrá a prueba en una pequeña serie que el Grupo BMW planea presentar en 2022«, explicó BMW. «BMW Group lanzará al mercado una oferta de cliente impulsada por tecnología de pila de combustible de hidrógeno (H2 fuel cell) lo antes posible en la segunda mitad de esta década, dependiendo de las condiciones y requisitos del mercado global«. BMW quiere presentar en 2022 su próxima generación de sistemas de propulsión eléctrica de pila de combustible de hidrógeno, en un modelo basado en el BMW X5. El objetivo es comercializar tres modelos con este tren motriz para el año 2025.


El BMW i Hydrogen NEXT está desarrollado sobre la base del BMW X5, que ha integrado la tecnología de pilas de combustible de hidrógeno con ligeras modificaciones en su diseño…Los cambios son especialmente visibles en la parte delantera, donde el capot recibe el patrón azul de BMW i. Dicho patrón también reaparece en forma tridimensional en las tomas de aire y en la parte trasera destaca la ausencia de tubos de escape, que cede todo el protagonismo a un difusor que incorpora detalles en BMW i Blue.


BMW dijo que la pila de celdas de combustible del BMW i Hydrogen NEXT convierte los 6 kg de gas de hidrógeno comprimido almacenado alimentado desde dos tanques de 700 bares en una salida de 168 hp y vapor de agua como producto de desecho. El vehículo también tiene una batería adicional de 74 kWh alojada sobre el motor eléctrico. Esto ayuda a proporcionar un rendimiento adicional sumando potencia y torque , por ejemplo al acelerar o adelantar a otros automóviles.


Un convertidor eléctrico debajo de la fuel cell ajusta continuamente su voltaje al tren de transmisión y la batería. Este último es alimentado por la energía de frenado recuperada y la celda de combustible.  La versión de cero emisiones del crossover compacto premium podrá viajar más de 440 km en el ciclo WLTP, como ya lo ha confirmado el fabricante de automóviles.

«La tecnología de celdas de combustible de hidrógeno podría convertirse en el cuarto pilar de nuestra cartera de sistemas de transmisión a largo plazo«, dijo el miembro del Consejo de Administración, Klaus Frohlich. «Los modelos de gama alta en nuestra extremadamente popular familia X serían candidatos particularmente más adecuados aquí«.
Esta es una pista directa sobre las variantes de FCV del X6 y X7, que se cree que están a unos años de distancia. Pero, ¿por qué esperar tanto tiempo cuando tienen la tecnología a mano? Porque «el hidrógeno como portador de energía primero debe producirse en cantidades suficientes a un precio competitivo utilizando electricidad verde«, agregó Frohlich. «El hidrógeno se utilizará principalmente en aplicaciones que no se pueden electrificar directamente, como el transporte pesado de larga distancia«.
En una conclusión final, la familia de vehículos electrificados de BMW se expandirá para 2023 con un total de 25 modelos diferentes, incluyendo «al menos 12» con motores BEV.


.