Hispano-Suiza fué una famosísima empresa española de automóviles de lujo y competición, que tuvo también su vertiente en el diseño y fabricación de motores de aviación, motores de embarcaciones, vehículos de transporte y bélicos, así como de armas.
La marca fue fundada en Barcelona en 1904 por los empresarios españoles Damián Mateu Bisa, Francisco Seix Zaya y el ingeniero suizo Marc Birkigt y tuvo un gran desarrollo durante los años la segunda y tercera década del siglo XX.
Su división de automóviles fue nacionalizada por el Instituto Nacional de Industria (INI) en el año 1946. Tras la nacionalización se creó ENASA, que se dedicó a la fabricación de automóviles de lujo y camiones bajo la marca Pegaso. En 1920 se produce la nacionalización de la división de motores aeronáuticos radicada en Francia por parte del gobierno francés, creando la Société Française Hispano Suiza, S. A., siendo absorbida por Snecma que a su vez se asoció hace unos años con la General Electric al 50% para formar la CFM International líder en motores jet.        
Volviendo al tema automovilístico la mítica firma Hispano Suiza estará en el próximo Salón de Ginebra con un futuro modelo  y seremos testigos del resurgir de la marca mítica Hispano Suiza. La firma española, propiedad de Grup Peralada, mostrará un nuevo modelo animado por un motor eléctrico del que se esperan altas prestaciones.
Hace algunos años, concretamente en 2000, 2001 y 2002, Hispano Suiza resurgió de sus cenizas para mostrar al público unos prototipos que prometían un posible regreso. Eran modelos de muy altas prestaciones que finalmente no pasaron de los salones internacionales. Hoy se pueden ver en el Museo de la Historia de la Automoción de Salamanca. Fueron proyectos de la empresa Mazel Ingenieros S.L., pero no tenían mucha intención de lanzarlos a producción.
El primero de ellos, presentado en el Salón de Ginebra del año 2000, ni siquiera tenía motor y estaba basado en el chasis de un Renault Spider. Los otros dos si tenían propulsor, aunque fueron los únicos existentes y Mazel no volvió a crear ningún prototipo bajo el emblema de Hispano Suiza. Todo volvió a su cauce, el mismo que había seguido desde 1936, momento en el que la marca, capaz de rivalizar de tú a tú con Rolls-Royce, dejó de fabricar automóviles. 
HS 21 2000
K8 2001
HS 21 GTS 2002
Una historia que va a recibir un capítulo más en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra, que se celebra en el mes de marzo de 2019. Grup Peralada, propietarios actuales de la compañía, han publicado un teaser de un nuevo modelo deportivo que se dará a conocer en la cita suiza. Será un deportivo impulsado por un motor eléctrico del que aún no hay detalles.
«Hemos llegado a hacer realidad un sueño que tuvimos hace muchos años, volver a ver circular un Hispano Suiza por las carreteras de todo el planeta«, comenta Miguel Suqué Mateu, bisnieto del fundador y actual presidente de Hispano Suiza Fábrica de Automóviles. Actualmente Miguel Suqué Mateu, el bisnieto del fundador de la marca, es el actual presidente de Hispano Suiza Fábrica de Automóviles S.A. y nos habla de que en 1900, con los primeros pasos de Hispano-Suiza, ya se fabricó un coche eléctrico, pero que fue un prototipo. Ahora, 118 años después, 119 el próximo año, esta nueva Hispano-Suiza tiene la oportunidad de llevar a las calles esa idea primigenia de un coche eléctrico español.